“El arte político en Cuba es una ruleta rusa”


Como la frescura de ciertos amaneceres del Trópico que la vio crecer y también desprenderse, a Dile que pienso en Ella… llega Gema Corredera, la de espléndida voz y sonrisa luminosa; la que siempre será una muchacha en cuyo corazón el tiempo jamás podrá causar estragos.

Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Sobre todo, el hecho de que no hubiera futuro para mi niña muy pequeñita, ni posibilidades de desarrollo en mi vida profesional. A finales de los 80, principios de los año 90, en Cuba, casi todos los que hacíamos música de autor éramos considerados contestatarios y problemáticos. Estas razones, ligadas a la enorme crisis económica, nos alejaba cada vez más de grabar discos y hacer carrera en la música.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Esperaba sinceramente, llegar y firmar un contrato discográfico y comenzar a cantar en todos los escenarios del mundo. Con esa esperanza, también esperaba llevarme a mi niña y darle el futuro que yo creía que merecía, las oportunidades de vivir y elegir libremente qué ser y hacer. Como dicen los españoles “esperaba llegar y besar el santo”. Jajaja…

¿Qué encontraste?

El mundo real. Mucha gente buscando lo mismo que yo, incluso los mismos españoles de nacimiento (emigré a Madrid en 1992). Un montón de dificultades económicas, de adaptación social y cultural. Por supuesto, nadie me estaba esperando. Encontré que haber estudiado una o dos carreras no quiere decir que vas a tener éxito y reconocimiento. Encontré también gente hermosa y solidaria en todo sentido, encontré amigos para el resto de mi vida, encontré un público abierto a la música, pero al que debía convencer con la verdad de nuestra música y profesionalismo. Encontré un mundo lleno de posibilidades para desarrollarme como artista y criar a mi hija. Encontré y viví el futuro, ese que dicen aún que no existe. Encontré mi fuerza y mi poder.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

Mucho. Ha crecido mi amor por Cuba y mi conocimiento de su historia y su cultura más allá de politizaciones e ideologías. Aprendí a luchar por lo que quiero y a vivir con respeto y dignidad.

¿Qué es para ti La libertad?

La libertad es un concepto muy abstracto. No somos totalmente libres en ningún momento. Sin embargo, podemos pensar libremente acerca de cualquier tema sin temor a represalias por cómo pensamos. Libertad es poder elegir dónde queremos estar y decidir de qué lado tomar partido, si es eso lo que queremos. Libertad es soñar todo lo que amamos y añoramos con la certeza de que podemos alcanzar y/o conseguir aquello que soñamos para nosostros, nuestros seres queridos y nuestra tierra.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Pienso en ella cada día. Cuba es una constante en mi vida porque me siento profundamente cubana. Pienso y siento a Cuba y su dolor en mis entrañas. Y como ser libre que soy, sueño con una Cuba feliz donde las esperanzas vuelvan a habitar el alma de la gente. Sueño con una Cuba en la que quepamos, sin excepción, todos los cubanos de todas las orillas posibles.



Source link

SiteLock
Facebook