Día negro para la Bolsa española, que registra otro mínimo anual ante el temor a una recesión global


Monitor del Ibex 35 durante la jornada del martes 13 de agosto.
EFE

El ambiente de gran volatilidad en los mercados ante el panorama internacional de incertidumbre ha vivido este miércoles un nuevo episodio, pero esta vez de dramáticas caídas y con el temor a una recesión en el horizonte.

Después de las subidas generalizadas de ayer, tras conocerse la decisión de Trump de posponer la entrada en vigor de los últimos aranceles anunciados a China, hoy se han producido bruscas bajadas tras conocerse los malos datos económicos de Alemania y de China.

A estos datos se ha sumado la inversión de la curva del mercado de bonos americano y británico, un indicador tradicional de recesiones, según comenta Felipe López-Gálvez, analista en Self Bank.

El selectivo español se ha desplomado este miércoles un 1,98% hasta los 8.522 puntos básicos, un nuevo mínimo anual. La gran caída registrada ha llevado a la bolsa española a situarse en números rojos en lo que va de año. El índice acumula una caída del 10% desde abril, informa López-Gálvez.

Los más damnificados en el parqué nacional han sido ArcelorMittal (-7,72%), los bancos Sabadell (-4,78%), Bankinter (-4,87%) y Bankia (-5,03%). Telefónica y MásMóvil han registrado caídas de en torno al 4%.

En Europa, el desplome de los activos ha sido importante. Así, el DAX aleman se ha dejado 2,28 puntos porcentuales, el Cac francés 2,22 y el Ftse 100 británico 1,69. En Wall Street, los principales índices acumulaban pérdidas superiores al 2,5%.

Contexto internacional inestable

Los malos datos de crecimiento del PIB europeo del segundo trimestre que ha publicado hoy Eurostat  hoy han tenido buena culpa de las caídas. Alemania, la principal economía del Euro, se ha dejado un 0,1% del PIB y ya acumula dos trimestres no consecutivos de decrecimiento, lo que ha hecho saltar las alarmas.

Además, el conjunto de la Unión ha crecido tal solo un 0,2% (la mitad que en el primer trimestre). Pese a que España crece por encima de la media de la UE (un 0,5) también lo hace más despacio que el trimestre anterior.

La guerra comercial entre China y EEUU y la incertidumbre política internacional por interrogantes como un posible Brexit sin acuerdo en octubre, o una posible victoria del peronismo en Argentina preocupan a los inversores.

China ha publicado hoy varios indicadores macroeconómicos peores de lo esperado. Así, el crecimiento industrial de la nación asiática se redujo a un a tan solo un 4,8%, un nivel no visto para un mes de julio desde 2002. Además, tal y como explica López-Gálvez, las ventas minoristas del país también han estado por debajo de lo esperado.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook