Detenido un joven que fingió su secuestro para no ir al trabajo

La Policía de Coolidge (Arizona, EE UU) informó este martes de la detención de un joven de 19 años que fingió su propio secuestro atándose las manos y amordazándose boca para tener una excusa que le permitiese no ir a trabajar.

“Emitimos este comunicado para ofrecer hechos y aclarar una serie de rumores que están circulando en relación a un incidente ocurrido el 10 de febrero”, indicaron en Facebook desde la cuenta oficial de la Policía de esta localidad del desierto estadounidense.

Ese día, los agentes respondieron a una alerta de que se había localizado a un joven varón en la calle con las manos atadas a la espalda con un cinturón y un trapo alrededor de la boca que le impedía hablar, como si se tratase de un secuestro.

El joven, Brandon Soules, indicó entonces a la Policía que dos hombres enmascarados lo habían secuestrado, le habían golpeado en la cabeza dejándolo inconsciente y lo habían metido en un coche durante varias horas hasta abandonarlo en el lugar en que fue encontrado.

Sin embargo, investigaciones posteriores por parte de los agentes determinaron que Soules se inventó la historia y que se trató de un secuestro fingido, por lo que este fue detenido el 17 de febrero bajo cargos de dar información falsa a la Policía.

Tras su detención, el joven admitió a los agentes que la historia no era real y que se la inventó para tener una excusa que le permitiese no ir a trabajar. 

MÁS INFORMACIÓN

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: