Después de su actuación ante los Nuggets ¿Es Dion Waiters el jugador que realmente necesita el Heat?


A Dion Waiters solo le bastó una oportunidad para ganarse un puesto en la rotación del Heat, que con 19-20 marcha sexto en la Conferencia Este.

Era la primera vez que jugaba junto a Dwyane Wade y como si hubiese estado con él toda la vida. La confianza se le desbordaba por encima de su uniforme, mostrando ganas y descaro.

“Me sentí bien al conseguir regresar, estar disponible para jugar y recuperar esa emoción”, dijo Waiters. “Eso es lo que más extrañé, estos tipos de juegos cerrados, con el público entregado, cosas como esas. Lo aprecio más por haber estado fuera tanto tiempo”.

Sus 15 puntos, cuatro asistencias y un diferencial de +3 en 24.36 minutos fue una buena prueba de ello, en un partido durísimo. El objetivo ahora es jugar consistentemente.

“Absolutamente esa es la meta, el plan, espero avanzar y que mi cuerpo lo consiga”, comentó el escolta de Miami. “No pienso que me ayude el estar un juego fuera y otro dentro. Se trata de ser consistente manteniéndome jugando”.

No ha sido fácil, después de un año sin jugar, tras una operación de tobillo en enero del 2018.

“Me dije ‘estate listo’ para regresar y conseguir el ritmo. Mi cuerpo se siente bien, estoy saludable y mi tobillo está respondiendo bien”, indicó Dion. “Estoy contento por eso, puedo salir y jugar, no estoy preocupado por nada. Estoy bendecido y feliz porque siento que soy una nueva persona”.

Siempre quiso jugar al lado de Wade y este 8 de enero por fin lo ha conseguido.

“Puedes fallar una canasta, eso pasa, pero estar disponible para finalizar el juego con Wade, es algo que no podría ni preguntar”, señaló Waiters. “No conseguimos la victoria, pero pienso que avanzamos y mejoramos. Ahora falta mantenernos así”.

Waiters sabe que el Heat estuvo a punto de ganar el partido y que un par de acciones se le escapó el triunfo ante uno de los grandes de la NBA, pero es optimista con el futuro del equipo.

“Pienso que tuvimos muchas oportunidades, lo verán en el video. Creo que perdimos un par de jugadas en la que hicimos un pase de más”, expresó. “Una vez que lo veamos haremos los ajustes para este tipo de cosas y seremos más peligrosos. Al final del día vamos a conseguir ser duros”

Waiters tuvo un gran impacto en los 11 minutos que jugó en la primera mitad, con cuatro canastas y tres asistencias, en los que el Heat pasó de ir perdiendo por cinco puntos a ganar por dos.

“Fue una gran chispa y fue bueno verlo regresar y jugar largos minutos “, declaró Dwyane Wade tras el partido. “Cuando necesitábamos un atacante y algunos puntos, él nos los proporcionó. Definitivamente es bueno. Es un aspecto diferente para la segunda unidad”.

Después de recibir el alta el jugador de 27 años jugó contra los Cavaliers en Cleveland en lugar de Wade (enfermo), pero luego no vio acción ni con los Wizards en el AAA ni con los Hawks en Atlanta. El martes volvió a jugar y esta vez el damnificado fue Derrick Jones.

“Estuvo grande, después de haber estado trabajando mucho. Sé que le estoy pidiendo que sea muy paciente y él ha sido estable con su trabajo”, dijo el entrenador Erik Spoelstra de Waiters. “Él nos da algo un poco diferente y nos da un gran impulso. Estábamos luchando para anotar y él fue capaz de crear algunas cosas para nosotros. Esa parte fue muy buena”.

El quinteto de Miami juega este jueves (7 p.m) ante los Celtcs (24-15), uno de los favoritos del Este, en uno de los tres juegos que se trasmitirá en televisión nacional (TNT) esta temporada.

Una buena oportunidad para comprobar ante un posible rival de playoffs tanto la alabada defensa en zona del Heat como el verdadero estado de forma de Waiters, quien, una vez recuperado, parece ser la pieza que necesitaba el equipo de Miami para llegar lejos esta postemporada.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook