Denuncian a Policía chilena por manifestante herido en ambos ojos por disparo


EFE

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile informó este domingo de la presentación de un querella contra Carabineros por el caso de un adolescente que recibió el impacto de disparos de agentes del Estado en ambos ojos durante la multitudinaria protesta en Santiago del pasado viernes.

Gustavo Gatica, un joven de 21 años, fue herido por balines de goma que le provocaron un traumatismo ocular bilateral severo y pérdida de la visión.

El caso de Gatica ha puesto más aún de relevancia una realidad que se viene produciendo desde el comienzo de las protestas, que cumplen este domingo 24 días y dejan ya 20 fallecidos: la Policía dispara perdigones, balines de goma y bombas lacrimógenas de forma indiscriminada para reprimir las manifestaciones.

“El daño que está provocando el uso de balines y perdigones no se condice con el protocolo progresivo del uso de la fuerza. Es por eso que el INDH presentó una querella por lesiones graves gravísimas contra Carabineros a raíz del impacto que provocó al estudiante de psicología, Gustavo Gatica Villarroel, el disparo de balines en ambos globos oculares”, indicaron desde el INDH.

Las cifras del organismo de DD.HH., un ente estatal pero autónomo que monitorea las protestas, suman después de más de tres semanas de protestas un balance de 182 personas que registran heridas oculares producto de disparos de Carabineros.

Son 1.915 el total de heridos constatados por el INDH desde que comenzaran las protestas el pasado 18 de octubre, de los cuales 1.003 fueron por impacto de disparos (balas, balines de goma, bombas lacrimógenas o munición no determinada).

“El uso de la fuerza debe ser el último recurso. Por ello el INDH exige terminantemente que se ponga fin al uso indiscriminado de escopetas antimotines. Además se reitera al Gobierno que instruya a Carabineros (…) el respeto irrestricto de los protocolos policiales, lo que no se están observando en las calles”, dijeron desde el ente a través de un comunicado.

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, indicó en una entrevista en un programa de la televisión local que el cambio de protocolos de actuación policial “pueden significar una situación de violencia que termine siendo peor”.

Las protestas en Chile se iniciaron el pasado 18 de octubre en respuesta a la subida del precio de pasaje de metro, pero se convirtieron luego en un clamor popular contra el Gobierno y el desigual modelo económico del país.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook