Cuba reconoce crisis con el gas utilizado para cocinar


Cuba anunció este lunes que sufre dificultades para importar gas licuado de petróleo, utilizado en muchos hogares para cocinar, y que solo podrá garantizar el suministro a los centros que prestan servicios básicos a la población.

“Los inventarios que actualmente existen en el país no cubren el consumo, por lo que han existido afectaciones en la venta normada y liberada”, reconocen las autoridades en una nota de nota de prensa.

La información indica que se tomarán “medidas de reducción del consumo que se aplicarán hasta tanto exista un suministro estable” y exhorta a la población a adoptar medidas de “ahorro y el uso eficiente” de ese producto.

El anuncio ha revivido el temor de volver a cocinar con medios más precarios como hicieron muchos cubanos en la década del 90.

“La gente anda halándose los pelos, porque no sabemos cómo vamos a cocinar, volveremos entonces a la era de cuando cocinábamos con leña, porque ya ni el carbón aparece”, dijo a Radio Televisión Martí, Rosario Morales.

La Habana culpa a la sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump a la Corporación Panamericana S.A. encargada de suministrar gas licuado del petróleo para el consumo de la población y de los sectores estatal y no estatal.

“Los proveedores se negaron a realizar las entregas planificadas para finales de diciembre e inicios de enero”, indica la nota.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, sancionó a Corporación Panamericana S.A. porque ha servido a la compañía estatal Cubametales para evadir sanciones impuestas por Washington.

A solicitud de Cubametales, Corporación Panamericana S.A. la reemplazó en acuerdos de energía y negocios internacionales con varios países.

Sin embargo, la dificultad con el abastecimiento de gas es un tema recurrente. Reportes de la prensa estatal, anteriores a la imposición de la sanción a la que se refiere la nota del martes, indican otros problemas, como la falta de “balitas” de gas.

En abril de 2019 las autoridades culparon al embargo económico de EEUU por los problemas en la importación de cilindros de 10 kilogramos, para la venta en todo el territorio nacional, además de problemas de “financiamiento para la adquisición de materias primas que inciden negativamente en la producción nacional de los cilindros”.

La población señala otros problemas como la mala planificación que no ha garantizado una producción nacional.

“¿Dónde está el gas acompañante del petróleo que se extrae en nuestro país?. Al parecer estaba mal informado pues a mi entender de ahí salía ese combustible que antes SE BOTABA, además de su utilización en la plantas energas para la generación eléctrica. Nos piden más ahorro. ¿Qué hacemos ?…¿Nos comemos los alimentos crudos?”, señaló un usuario identificado como “Alain” en CubaDebate.

Otro llamado “Ernest” también se pregunta “¿Esto no era un gas acompañante del petroleo, que era de producción nacional?”.

“También el GLP es importado.? No ponemos una….”, escribió “Nefasto”.



Source link

SiteLock
Facebook