Consternación por la elección de Cuba, China y Rusia al Consejo de Derechos Humanos


La Asamblea General de Naciones Unidas realizó este martes el voto para los nuevos miembros del Consejo de Derechos Humanos para el período que comienza en enero de 2021.

Entre los países electos al Consejo están China, Cuba y Rusia, Estados que la ONG Human Rights Watch califica como “abusadores en serie de los derechos humanos”.

El voto fue secreto, con la necesidad de 97 votos en favor, de los 193 países miembros de la Asamblea General.

Antes de la votación, como ponente de la Organización No Gubernamental, UN Watch, la activista cubana Rosa María Payá, de la agrupación CubaDecide, advirtió que el régimen comunista cubano empleará su puesto para tener impunidad e intentar impedir una investigación de la ONU sobre la muerte del opositor y fundador del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá Sardiñas (padre de Rosa María).

“En el 2013, el entonces secretario general Ban Ki Moon recibió y circuló una solicitud para que se establezca un comité independiente para una investigación internacional en el asesinato del activista político, Oswaldo Payá Sardiñas. El próximo 22 de julio se cumplirán nueve años del asesinato de mi padre, Oswaldo Payá, a manos del régimen comunista cubano. La ONU aún no ha realizado la investigación, y el gobierno cubano busca un cargo en el Consejo de Derechos Humanos, desde donde tiene la intención de proteger su interés de impunidad, y para intentar impedir las múltiples acusaciones de crímenes en contra de ellos mismos y de sus amigos criminales como Venezuela, Rusia, China y Bielorrusia”, dijo Rosa María.

Según UN Watch, el ascenso de Cuba, Rusia y China al Consejo es como designar a una ganga de piromaníacos a una brigada de bomberos. Calificó a Cuba como “un estado policíaco”, y a Rusia como un país donde “se asesinan a periodistas y envenenan a la oposición”.

Louis Charbonneau, representante de Human Rights Watch, comentó que al menos se logró que Arabia Saudí no obtuviera los votos necesarios para ingresar al Consejo.

También dijo que si el sistema regional de votación permitiera mas candidatos, Cuba, China y Rusia podrían haber perdido.

Ante el resultado de la votación, Israel ha hecho un llamado para la renuncia de las democracias que aún se encuentran en el Consejo de Derechos Humanos.

El embajador israelí Gilad Erdan dijo que la votación ha demostrado que el organismo no tiene nada que ver con la protección de los derechos humanos, sino cómo violarlos.

Desde el 2006, afirmó el embajador israelí, se adoptaron 90 resoluciones en el Consejo contra Israel, “o sea más que todas las resoluciones en conjunto contra Siria, Corea del Norte e Irán”.

Según el embajador Erdan, hay “un enfoque obsesivo” contra Israel y el Consejo “se dedica a realizar un lavado de crímenes en los países opresivos”. El Consejo de Derechos Humanos es “vergonzoso y antisemita”, subrayó.



Source link

SiteLock
Facebook