Condenan a más de 30 años de cárcel a líderes del ELN


“Cuba continúa siendo una amenaza a la democracia porque apoya gobiernos antidemocráticos en la región y les provee mucha especialización en cosas como inteligencia, espionaje cibernético y diferentes métodos que ha perfeccionado durante más de 60 años de tiranía”, afirmó en entrevista con Radio Televisión Martí Mary O ‘Grady, editora y columnista de The Wall Street Journal.

En la conversación con el periodista Pedro Corzo, O´Grady habló sobre la influencia de la dictadura cubana en la región, la grave situación venezolana y la creciente presencia del régimen iraní en América Latina.

En un reciente texto titulado El terror de Soleimani en América Latina”, O´Grady aseguró que “la muerte del mayor general Qassem Soleimani fue un golpe a los esfuerzos de la teocracia de afirmar su poder a lo largo del Medio Oriente. Al eliminar a Soleimani, el presidente Trump también le hizo un gran favor a América Latina. Como para afirmar ese punto, la dictadura cubana rápidamente condenó la acción de Estados Unidos. El general muerto fue llorado por el grupo narcoterrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, miembros de la dictadura de Venezuela y redes de seguidores en Brasil, Perú, Argentina, El Salvador y México”.

O’Grady escribe Las Américas, una columna semanal, que aparece los lunes, sobre política, economía y negocios en América Latina y Canadá.

Según su perfil en el página de internet de WSJ, se sumó al diario en agosto de 1995 y fue promovida a redactora senior de la sección editorial en diciembre de 1999, y a miembro del consejo editorial en noviembre del 2005.

O´Grady también es miembro del consejo de directores de Liberty Fund, una fundación establecida en Indianápolis.

La periodista recibió el Premio de la Libertad Walter Judd, entregado por Fund for the Americas Studies, en el 2012. Le fue conferido el Premio Thomas Jefferson, de la Association of Private Enterprise Education. En el 2005, ganó el Premio Bastiat de Periodismo, conferido por la International Policy Network, y en 1997 le fue otorgado el Premio Daily Gleaner, de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Un joven arrestado por la Guardia Nacional en Caracas, el 10 de marzo del 2019. (REUTERS/Carlos García Rawlins)

¿Continúa siendo el régimen cubano una amenaza para las democracias latinoamericanas y Estados Unidos?

Supongo que no es exactamente la misma amenaza ahora que cuando era un satélite de la Unión Soviética. Pero diría que continúa siendo una amenaza a la democracia porque apoya gobiernos antidemocráticos en la región y les provee mucha especialización en cosas como inteligencia, espionaje cibernético y diferentes métodos que ha perfeccionado durante más de 60 años de tiranía.

Por ejemplo, en Venezuela, provee muchos métodos y tecnología que ayudan al gobierno de Venezuela, la dictadura, a espiar a la gente, infiltrar grupos dentro de los militares, controlar a la población e imponer una suerte de miedo entre el pueblo de que si ellos no obedecen al régimen, si se tratan de rebelar, de crear una resistencia contra la dictadura en Caracas, no van a tener acceso a alimentos y se arriesgan a ir a prisión… Estos son todos métodos que los cubanos han perfeccionado durante más de 60 años de dictadura cubana y continúan expandiendo en la región.

Ellos también proveyeron protección para Evo Morales cuando era presidente de Bolivia y mucho apoyo en temas de tecnología y metodología a gobiernos como el de Daniel Ortega, en Nicaragua.

Hugo Chávez recibe en Caracas al presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad en junio del 2012.

Hugo Chávez recibe en Caracas al presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad en junio del 2012.

Algunos analistas opinan que Irán tiene unas relaciones estrechas con la dictadura cubana y también con la venezolana. ¿Eso puede alterar el equilibrio político del continente o facilitar algún tipo de incursión iraní a través de células de Hezbolá o de Hamas en la región?

Creo que ya tenemos la evidencia de eso. Fidel Castro tuvo una estrecha relación con la teocracia en Teherán; y cuando Hugo Chávez llegó al poder, también le dio la bienvenida a Irán en Venezuela y creó vuelos directos entre Caracas y Teherán.

Hubo muchos reportes de iraníes llevados a Venezuela por Tareck El Aissami, quien es venezolano pero de padre sirio y madre libanesa, y con muchas relaciones en esa parte del mundo. Fue vicepresidente del país. Ahora es el ministro de Industrias y Producción Nacional, pero suena como un chiste porque no están produciendo nada.

También fue acusado, alegadamente, cuando estaba en una posición más poderosa -ha tenido varias posiciones en el gobierno venezolano- de llevar iraníes (a Venezuela), y darles pasaportes falsos para que pudieran viajar por la región como venezolanos, cuando en realidad eran no sólo de Irán, sino de Siria, del Medio Oriente.., simpatizantes de la revolución iraní.

Tenemos muchos de estos operadores en el hemisferio. También sabemos que Hezbolá está muy activa en el hemisferio. Hezbolá está respaldada por el régimen iraní.

Lo anterior fue parte del trabajo de la Fuerza Quds, que es una legión devota de la Guardia Revolucionaria de Irán, y que estaba dirigida por (el general Qassem) Suleimani. Ellos están a cargo de expandir la revolución a lo largo del hemisferio y usar el terrorismo para hacer avanzar los intereses de Irán. Usan a Hezbolá y operadores (en la región), para que les hagan el trabajo. Por supuesto, sabemos que atacaron la embajada israelí y el centro judío (Asociación Mutual Israelita Argentina, AMIA) en Buenos Aires en 1992 y 1994.

Hay fuertes razones para creer que Hezbolá u otro operador iraní está detrás de la muerte del fiscal Alberto Nisman, en Argentina, quien falleció en circunstancias muy misteriosas en el 2005.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, intenta entrar a la Asamblea Nacional, en Caracas, el pasado 5 de enero. (Foto AFP)

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, intenta entrar a la Asamblea Nacional, en Caracas, el pasado 5 de enero. (Foto AFP)

¿Cómo valora la política actual de Estados Unidos hacia regímenes como el de Cuba y Venezuela?

Creo que Venezuela es un problema que los venezolanos tienen que resolver. Los Estados Unidos no pueden invadir Venezuela y resolver el problema. Este es un problema venezolano y creo que los Estados Unidos tienen una política bastante inteligente para presionar a la dictadura, salir (de la dictadura) y permitir elecciones democráticas. Pero el problema es que lo que muchos venezolanos querían -que los Estados Unidos manden a los marines- no va a resolver el problema en Venezuela.

Los Estados Unidos no pueden deponer un gobierno si los venezolanos no pueden hacerlo por ellos mismos, No estoy a favor de una acción militar. Estados Unidos está hablando muy claro y trabajando para hacer una coalición de gobiernos en todo el mundo, se dice que hay 60 gobiernos a favor de (el presidente encargado Juan) Guaidó y la idea de elecciones. Eso es más importante e impactante que una acción militar.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook