¿cómo han pasado su segundo aniversario de boda?


Con la de cosas que han ocurrido por medio, parece que hace bastante más de dos años desde que se dieran aquel “sí, quiero” histórico el príncipe Harry y Meghan Markle. Pero no. Cumplían el segundo aniversario de su boda esta semana, confinados en su actual mansión de Los Ángeles,bunkerizados durante esta pandemia del coronavirus, sin ningún mensaje público de que la llama sigue igual de prendida que entonces.

Fue el 19 de mayo de 2018, en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, en la que los duques de Sussex, como si de un cuento de hadas se tratase, se hacían una promesa de amor eterno. Amor eterno que ha superado numerosas polémicas y vaivenes.

Ir nombrando dichas polémicas y críticas una a una daría para novela. Y, de hecho, lo ha dado: la escritora mediática Lady Colin Campbell ha escrito la biografía apócrifa de ellos, contra la que están de uñas. Pero es un repaso que ellos prefieren no hacer.

Porque solo les traería recuerdos pasados por los que ahora están enfrentados a varios de los periódicos más importantes del Reino Unido en una batalla legal en la que se ha visto involucrada, sobre todo, la familia paterna de Meghan, con quien ya es de sobra conocido que no guarda la mejor de las relaciones.

Obviamente, hay dos puntos culminantes en este bienio desde que el hijo de Lady Di y la actriz pasasen por el altar: el primero fue el nacimiento de su hijo Archie, que recientemente cumplió su primer añito de edad, y el segundo, claro, su salida de la casa real británica.

Como era de esperar, ambas, tan de suma importancia, han intervenido de una u otra forma en la manera en la que Meghan Markle y el príncipe Harry han pasado este, su segundo aniversario de boda, tal y como afirma Omid Scobie, uno de los coescritores de la próxima biografía (en este caso, oficial y autorizada), de los royalties: Finding Freedom: Harry, Meghan and the Making of a Modern Royal Family.

Scobie, director de Bazaar.com y uno de los periodistas de confianza de la pareja, que se ha salvado de la nueva política de cero compromiso con la prensa, ha revelado cómo transcurrió esta jornada tan importante en la enorme mansión californiana en la que residen a través de un artículo en la revista.

Aunque no responde por qué no hubo saludo oficial ni publicación en Instagram ni comunicado oficial, sí que asegura que ellos lo que buscaban era la discreción y para ello cita a una “fuente cercana a la pareja”, para certificar que la intención del matrimonio en su aniversario era pasar tiempo con Archie.

“El día básicamente consistirá en pasar un buen rato juntos como familia. No se van a poner a hacer nada de trabajo”, recalcaba la fuente, que puntualizaba que habían despejado la agenda: “Se han asegurado de no tener reuniones o llamadas programadas”.

“Como el resto del mundo, se encuentran en pleno confinamiento en estos momentos, por lo que pasarán tiempo juntos en casa, así de simple y, aún con todo, un día bonito”, recalcaba la fuente, recordando que ha sido “un año de grandes cambios para ellos” pero que ahora tienen “un respiro”.

Según la fuente, tanto Harry como Meghan han conseguido “disfrutar el uno del otro”, reencontrándose “en un lugar realmente bueno” y lejos de “situaciones tóxicas” que les ha permitido “florecer” de nuevo como seres humanos.

Aunque no se sabe si ha habido regalos entre ellos, Scobie no pierde la oportunidad de recordar que el año pasado el hermano del príncipe Guillermo le encargó a la joyera Lorraine Schwartz un anillo de eternidad para su esposa confeccionado con sus piedras de nacimiento.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook