Cientos de mujeres marchan contra los feminicidios en Ciudad de México


Una mujer participa en la marcha contra los feminicidios en Ciudad de México, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
Sáshenka Gutiérrez / EFE

Cientos de mujeres se manifestaron este domingo en la Ciudad de México en contra de los feminicidios y la violencia de género con el lema de “Ni una más”, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La marcha, liderada por familiares de mujeres desaparecidas o asesinadas a manos de hombres, caminó desde el Monumento a la Madre, ubicado en el neurálgico Paseo de la Reforma de la capital de México, hasta el céntrico Hemiciclo a Juárez.

Entre cánticos y consignas como “Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos” o “Tiemblen los machistas, América Latina será toda feminista”, las participantes reclamaron al gobierno y a la sociedad que cambie la situación del país, en el que de acuerdo con datos estadísticos mueren asesinadas cada día ocho mujeres.

“Estamos hartas de que nos maten en las calles; esto es necesario porque como sociedad nos tenemos que unir para exigir a nuestro gobierno que haga algo con esta situación”, comentó a Efe Perla, una de las participantes.

Impunidad

Al llegar al Hemiciclo a Juárez, alrededor de las 17.00 hora local (23.00 GMT), las madres de mujeres asesinadas o desaparecidas tomaron la palabra para pronunciar unas palabras por sus hijas y por todas las mujeres mexicanas que sufren cada día algún tipo de machismo.

Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, asesinada en 2010 a manos de su marido, quien dijo que había sido un suicido, pidió que el gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador —que toma posesión el 1 de diciembre—, tome conciencia de la necesidad de solucionar este problema “de raíz”.

“Somos consideradas mercancía y la impunidad es imperante; pedimos compromiso real al gobierno de López obrador para resolver de fondo la situación de violencia contra las mujeres en México”, dijo.

Buendía criticó la falta de marco legislativo y de acción por parte de las instituciones para solucionar la misoginia durante la Administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) que, dijo, deja el legado de un país violento en el que las mujeres no pueden sentirse seguras.

La madre de Mariana Lima y portavoz del Observatorio Nacional del Feminicidio también quiso aclarar que las madres están dispuestas a trabajar de manera conjunta con las autoridades y el gobierno para mitigar el problema de la violencia contra las mujeres en México.

Plan nacional de emergencia

A continuación varias portavoces de las asociaciones y colectivos feministas participantes en la marcha leyeron un manifiesto en el que solicitaron medidas urgentes “para cada una de las miles de niñas y mujeres mexicanas que mueren como consecuencia del machismo”, explicó una de ellas.

En su pronunciamiento pidieron, entre otras cosas, que se cree un plan nacional de emergencia contra la violencia contra las mujeres, que se dediquen más recursos para combatir esta lacra, que se legalice el aborto en todo el país, que haya igualdad salarial y que haya acceso gratuito a la salud reproductiva.

Asimismo, pidieron que se respeten los derechos humanos de las mujeres migrantes, en referencia a la caravana de centroamericanos que entró en México el día 19 de octubre y se encuentra fragmentada recorriendo el país e intentando llegar a su destino, Estados Unidos, la mayoría de ellos a través de la frontera de Tijuana.

Más de 2.800 asesinadas en 2016

En 2016 se registró el asesinato de 2.813 mujeres, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) y en ese mismo año en Ciudad de México, ocho de cada diez mujeres declararon haber sufrido al menos una situación de violencia.

Mar, una mujer activista participante de la marcha, remarcó la importancia de que las que pudieron asistir representen a las que, por muchos motivos, no lo hicieron. “Otras se unen desde redes sociales, desde sus hogares o desde otros espacios”, aclaró.

Uno de las grandes dificultades con las que se enfrenta la sociedad mexicana es la violencia en público, ante la que gran parte de la sociedad no actúa, según las participantes de la marcha. “Señor, señora no sea indiferente, se matan las mujeres en la cara de la gente”, gritaron durante la manifestación.

El 38,7% de las mujeres que sufrieron violencia de género en 2016 fueron víctimas de violencia por parte de desconocidos en el ámbito comunitario (la calle, el parque y el transporte), de acuerdo a datos del ENDIREH.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook