Capturan enorme pitón birmana de 5.3 metros y 55 kilos cerca de Miami, Florida


Un cazador participante en un programa para eliminar del enorme humedal floridano conocido como los Everglades las  capturó él solo un ejemplar de 5.3 metros de largo y casi 55 kilos de peso en el condado de Miami-Dade.                  

La hazaña de Kyle Penniston, de la localidad de Homestead, al sur de Miami, que tuvo que luchar cuerpo a cuerpo con el enorme reptil dentro del agua, fue calificada como un “hito” por la junta de gobierno del Distrito de Administración de Aguas del Sur de Florida (SFWMD), creadora del Programa de Eliminación de Pitones.

VEA TAMBIÉN: Decomisan en Bogotá 216 ranas venenosas que serían enviadas a Alemania 

El programa, que obedece a la necesidad de poner freno a la proliferación de una especie no nativa que está causando daños a un ecosistema protegido, ha permitido hasta ahora retirar de los Everglades 1,859 pitones, que en conjunto medían más de dos millas y pesaban más de once toneladas, dice un comunicado de SFWMD.

El propio Kennison contó en las redes sociales cómo fue una batalla que le dejó marcas en la piel, pues la pitón se metió una de sus manos en la boca y la mordió mientras él la tenía agarrada por la cabeza y trataba de sacarla del agua y el animal lo enroscaba con su potente cuerpo.

“Esta serpiente me demostró que realmente puedes hacer cualquier cosa” que te propongas, escribió en las redes sociales Pennison, quien logró zafarse del abrazo de la serpiente, sacar su pistola y disparar. Según Pennison, estaba conduciendo por una pista paralela a uno de los canales de los Everglades cuando vio a esa “chica” dentro del agua y se lanzó a capturarla como manda el programa de eliminación.

La pitón birmana, una serpiente constrictora gigante nativa de Asia, tiene un impacto negativo en las zonas silvestres del sur de Florida, especialmente en los Everglades, donde se calcula que podría haber más de 150,000 ejemplares.

VEA TAMBIÉN: Google eliminó 3.000 millones de enlaces en 2017 para luchar contra piratería 

Por ello, se creó el programa de caza y eliminación de pitones, cuyos participantes, que deben estar registrados como tales, reciben un pago por hora trabajada de 8.25 dólares, más cantidades adicionales por los ejemplares que capturan, según su tamaño. El mayor premio, 200 dólares, se concede a quien destruye un nido de pitón con huevos dentro. De los cazadores registrados, Pennison, con 235, es el segundo que más pitones ha retirado de la circulación. El primero, Brian Hargrove, ha acabado con 257.

Se cree que las pitones birmanas, que se reproducen muy rápidamente, llegaron a los Everglades al ser liberadas a propósito por gente que las tenía como mascotas o involuntariamente tras el paso del huracán “Andrew”, en 1992. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook