Cámara de Representantes aprueba remitir al Senado los dos cargos contra el presidente Donald Trump


La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles remitir al Senado los dos cargos contra el presidente Donald Trump y eligió a quienes serán los fiscales por pimpeacarte de la cámara baja en el tercer juicio político de la historia estadounidense.

Con esta votación, el proceso pasa de la cámara baja _con mayoría demócrata_ al Senado, dominado por los republicanos, donde Trump prevé que lo absolverán aunque han surgido nuevas pruebas sobre sus gestiones con Ucrania.

La votación fue de 228 a 193, al inicio de un año electoral y un mes después de que la cámara baja aprobó los cargos. Se acusa a Trump de abuso de poder por presionar a Ucrania, reteniendo ayuda militar aprobada por el Congreso, para que investigara a su rival demócrata Joe Biden. También se le acusa de obstruir la investigación subsecuente.

“Estamos aquí para cruzar un umbral muy importante en la historia estadounidense”, dijo la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi, antes de iniciar la votación. Previamente dijo que “ésta es la esencia del juicio político. El presidente violó su juramento, socavó nuestra seguridad nacional y puso en peligro la integridad de nuestras elecciones”.

Durante un evento en la Casa Blanca, Trump calificó el procedimiento de una “farsa”.
 

El equipo de fiscales, de siete miembros, será encabezado por dos legisladores que dirigieron la investigación que condujo al juicio político: los demócratas Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, y Jerry Nadler, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos.

VEA TAMBIÉN Armas que usó menor de 11 años para el tiroteo en una escuela de México eran del abuelo

Antes de la sesión del miércoles, Schiff dio a conocer nuevos documentos de Lev Parnas, socio del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, sobre la estrategia en Ucrania, entre ellos un intercambio de mensajes con un tercer hombre que aparentemente vigilaba a la embajadora Maria Yovanovitch, luego cesanteada.

Schiff dijo que las nuevas pruebas significarán una mayor presión para el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, quien es renuente a permitir las declaraciones de testigos.

“Si McConnell hace de este juicio el primero de la historia sin testigos, quedará al desnudo lo que es: un intento por encubrir al presidente”, dijo Schiff.

En las próximas horas los fiscales de la cámara deben caminar de un lado al otro del Capitolio, de la cámara baja a la cámara alta, llevando el acta de acusación en una procesión dramática. El comienzo del juicio está previsto para el jueves.

Al iniciar la sesión del Senado, McConnell dijo que “aquí no se trata en realidad de las medidas con Ucrania ni de los fondos militares. Esto ha sido partidismo al desnudo desde el comienzo”.

Durante la conferencia de prensa en la que Pelosi anunció a los encargados, Trump tuiteó que el juicio político era “una Estafa más de los Demócratas Inútiles. ¡Se suponía que todo esto lo debía hacer la Cámara, no el Senado!”.

El juicio político a Trump se realiza contra el trasfondo de una nación profundamente dividida en un año electoral.

VEA TAMBIÉN Una caravana de migrantes hondureños sale hacia Estados Unidos

Se prevé que el jueves mismo el Senado se transformará en la sala de un tribunal, aunque la parte significativa del proceso apenas comenzaría el martes, después del feriado conmemorativo de Martin Luther King Jr. La Constitución establece que el titular de la Corte Suprema debe presidir el proceso. Los senadores, que actúan como jurados, juran hacer “justicia imparcial”.

 





  • MÁS INFORMACIÓN

    SiteLock
    Facebook