Buscan a tres sospechosos de invasión doméstica y agresión sexual en casa de Kendall


La policía del Condado Miami-Dade está buscando a tres hombres sospechosos de haber perpetrado una invasión doméstica, robo y agresión sexual que tuvo lugar el miércoles en el condado.

Según la policía, el incidente ocurrió a alrededor de las 6:30 p.m. cuando a la víctima —un hombre de 76 años— se le acercaron tres hombres latinos en el momento que estaba en la cochera de su casa.

La víctima dijo que los tres hombres, de entre 20 y 25 años, con máscaras de Halloween y empuñando cuchillos salieron repentinamente de unos arbustos, lo arrastraron hasta dentro de la casa y lo golpearon. La víctima dijo que los sospechosos le pidieron una y otra vez que les diera dinero.

En determinado momento, agredieron sexualmente a su esposa de 60 años, quien tuvo que ser llevada al hospital para ser atendida. El dueño de la casa dijo que la mujer no estaba bien. La policía dijo que los sospechosos amenazaron con cortarle a la mujer uno de sus dedos si no les daban dinero.

“Queremos sacar a estos individuos de las calles”, dijo el detective Alvaro Zabaleta, portavoz de la policía de Miami-Dade. La víctima le dijo al reportero de CBS4 Peter D’Oench que los sujetos se llevaron las llaves de su Lexus SE 430 del 2004. También le robaron el teléfono celular, tarjetas de crédito, joyas y un arma de fuego. La pesadilla duró unos 40 minutos.

El jueves por la tarde, la policía de Miami-Dade recuperó el Lexus en la calle 20 y la avenida 87 del suroeste. No se sabe por qué el vehículo fue abandonado allí. “No vi nada”, dijo Eddie García, que vive en la cuadra. Otra vecina, que no quiso decir su nombre, declaró que se enteró de lo ocurrido a través del sistema de vigilancia de vecinos, pero no se enteró del ataque sexual.

La mujer dijo que todo lo que sabía es que había tenido lugar invasión doméstica y que todo el mundo en la casa fue amarrado. La vecina agregó que a partir de ahora cerraría bien su puerta trasera. Otra vecina, que tampoco quiso ser identificada dijo: “Esta área se está volviendo muy peligrosa y es una lástima porque es realmente una buena zona”.

Otro vecino dijo: “Lo que pasó es algo horrible. No tengo palabras. Me parece que es desagradable y la policía tiene que atraparlos”. Una mujer que habló con CBS4 dijo que le apenaba lo que le sucedió a esta familia y que esperaba que se encontrara a los culpables. “En el último año han ocurrido muchos incidentes parecidos”, dijo.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga información sobre lo ocurrido que llame a Crime Stoppers del Condado Miami-Dade al teléfono 305-471-8477.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook