Blockbuster sigue vivo; conoce la última tienda en EEUU


En Bend, en el centro de Oregón y cerca del Río Deschutes, cuelga el último e icónico letrero azul y amarillo de Blockbuster en EE.UU., la antaño todopoderosa cadena de videoclubes que tras internet y Netflix adolece de una inexorable muerte lenta.

Con una población de casi 100.000 habitantes, de acuerdo con datos de 2016 del Censo de EE.UU., esta ciudad atrae a turistas por su impresionante naturaleza y su consecuente oferta de actividades al aire libre, a lo que se añade ahora el atractivo de albergar el último local de la famosa franquicia, en cuya fachada no es raro ver a visitantes posando junto al identificable letrero inclinado.

Cruzar sus puertas de vidrio y recorrer sus estanterías con un total de 14.000 títulos, con estrenos y videojuegos incluidos, es casi un viaje en el tiempo, a aquellas épocas de predominio absoluto del formato físico y previas a la descarga digital, y cuya mejor década para la firma fue la de 1990.

Sandy Harding, gerente de este establecimiento inaugurado en 2002 y en el que entró a trabajar dos años después, señala que la supervivencia del último Blockbuster del país se debe a los vecinos de la ciudad, a su “pasión por el cine” y su apoyo a los comercios locales.

Y al día de hoy, sus empleados y administradores tienen como meta seguir atrayendo a esas personas que encuentran goce buscando una película en estanterías físicas, en vez de deslizando el pulgar sobre una pequeña pantalla electrónica.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook