Barcelona sufrirá la baja de Piqué entre cuatro y seis meses


BARCELONA — Gerard Piqué estará entre cuatro y seis meses apartado de los terrenos de juego después de que las pruebas a que fue sometido este domingo en Barcelona confirmasen que sufre un esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y una lesión parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Aumentando el parte de malas noticias, el Barcelona también anunció una lesión muscular de Sergi Roberto, apuntando a una baja de dos meses de duración.

El Barcelona dio a conocer la lesión de Piqué, sin aventurarse en el periodo de baja, puesto que aún debe acabar de confirmarse el estado del ligamento, que en el peor de los casos, y en un pronóstico temido abiertamente, un rotura total, prolongaría su recuperación hasta más allá de los cinco meses.

El veterano central fue explorado ya de urgencia en Madrid, minutos después de ser sustituido al caer Correa sobre su rodilla y abandonar el campo llorando, y en un primer comunicado el club se refirió escuetamente a un esguince, dando a entender que dentro de la alarma, la gravedad era menor de lo temido, lo que pudiera tenerle de regreso en un plazo de entre seis y ocho semanas.

La revisión de este domingo, mucho más exahustiva concluyó que el esguince es más grave de lo esperado en un principio, lo que ya le supondría una baja de entre ocho y diez semanas, y que a ello se suma una lesión del ligamento cruzado, cuya recuperación se estima más costosa y prolongada.

ALARMA

Fuera de juego, con suerte, hasta el mes de marzo, Piqué se suma a la plaga de lesiones que sufre un Barça especialmente señalado en el centro de su defensa y que deja al descubierto una erronea planificación de plantilla en el pasado mercado de verano, cuando sin tener opción de atar el fichaje de Eric García dejó marchar a Jean-Clai Todibo y Jorge Cuenca, quedando el puesto cojo habida cuenta de que nadie en el club parece contar con el regreso de Samuel Umtiti.

Hoy por hoy Koeman solo cuenta con Clement Lenglet y suspira por la recuperación de Ronald Araujo, cuyo regreso no se espera antes de diez días, por lo que tanto en Kiev, el martes, como ante Osasuna, el siguiente domingo, deberá recurrir a Frenkie de Jong como central de urgencia y, probablemente, contar con Óscar Mingueza, del filial, para cualquier urgencia.

Sin embargo, las malas noticias se acumulan con la lesión confirmada de Sergi Roberto, quien padece una rotura en el recto femoral del muslo derecho y estará dos meses fuera, dejando solo a Sergiño Dest en el lateral derecho y sin posibilidad de entrar en la rotación del doble pivote, que quedará en manos de Miralem Pjanic y de un acompañante por determinar, entendiendo que Sergio Busquets, quien sufrió con la selección un esguince del ligamento lateral externo de la rodilla izquierda, no estará en disposición de jugar el martes ante el Dynamo de Kiev y llegará justo para alinearse ante Osasuna.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook