Autoridades: mujere arresada en Mar-a-Lago tenía detector de cámaras ocults


Foto de pasaporte de Yujing Zhang.

Foto de pasaporte de Yujing Zhang.






Un fiscal federal alegó en una audiencia judicial el lunes que Yujing Zhang, la mujer china arrestada mientras trataba de entrar al club privado de Mar-a-Lago club en Palm Beach, “le miente a todo el mundo”, agregando que cuando registraron su habitación de hotel encontraron más de $8,000 en efectivo un dispositivo de “detección de señales” que se usa para identificar cámaras ocultas.

En el registro le encontraron: $7,500 en dólares en billetes de 100 y el equivalente de $663 en dinero chino, además de nueve memorias USB, cinco tarjetas SIM para teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos, dijo el fiscal federal adjunto Rolando García. Los detectores de señales son dispositivos que pueden detectar ondas de radio, campos magnéticos y cámaras ocultas.

Los fiscales tratan el caso como un asunto de seguridad nacional y la división de contrainteligencia del FBI está investigando, dijeron al Miami Herald fuentes familiarizadas con la pesquisa.

Zhang dio versiones conflictivas de las razones por las que estaba el 30 de marzo en Mar-a-Lago, y llegó a decir que había sido invitada a un evento social, según una declaración jurada presentada por un agente del Servicio Secreto. Pero le encontraron encima varios dispositivos electrónicos, entre ellos una memoria portátil con un “malware”, dijo el Servicio Secreto. Eso provocó sospechas entre los investigadores federales, quienes ya investigaban posibles operaciones de inteligencia por parte de China en el sur de la Florida, de que Zhang pudiera ser una espía.

“El análisis preliminar de sus teléfonos muestra que no estaba en Mar-a-Lago para una actividad”, dijo García durante una audiencia de detención en el tribunal federal de West Palm Beach.

Pero el defensor de oficio federal asignado a Zhang, Robert Adler, presentó pruebas de que Zhang había pagado un paquete de viaje que incluía una visita a Mar-a-Lago, lo que pudiera debilitar la alegación del gobierno de que la mujer le mintió al Servicio Secreto sobre el evento para conseguir acceso al club del presidente Donald Trump. La fiesta a la que Zhang dijo que planeaba asistir fue promocionada en Internet por Li “Cindy” Yang, dueña de salones de masaje en el sur de la Florida que tenía un negocio que prometía a clientes chinos poder reunirse y tomarse fotos con Trump. Pero la cena de gala benéfica “Safari Night” había sido cancelada después que el Miami Herald reportó inicialmente sobre las actividades de Yang el mes pasado, que incluyó una foto que se tomó con el presidente.

La audiencia del lunes se celebró para determinar si Zhang debía ser liberada bajo fianza. El magistrado federal William Matthewman indicó que tomará la decisión el lunes próximo, cuando la mujer debe ser instruida de cargos. Matthewman dijo que hizo eso para dar más tiempo al equipo defensor de Zhang para contactar a personas en China con el fin de ayudar si la mujer finalmente es liberada bajo fianza. Por el momento sigue detenida en la cárcel del Condado Palm Beach.

Zhang enfrenta cargos de mentir a un agente federal y de entrar a una propiedad de acceso restringido. En el momento de su arresto en Mar-a-Lago llevaba cuatro teléfonos móviles, una computadora portátil, un disco duro externo y la memoria portátil.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook