Arrestan a hombre en los Cayos por conducir un Ferrari a 100 millas por hora


Departamento de Policía del Condado Monroe






Un hombre que conducía un Ferrari a 100 millas por hora (mph) en los Cayos tuvo más problemas con la ley que solo una multa por conducir a exceso de velocidad.

La pasajera que lo acompañaba ayudó a acusarlo de un delito. Sin embargo, a Gabriel Molina, residente de Miami, no le hace falta ninguna ayuda para violar las leyes de tráfico.

Desde el 2013 hasta este año, Molina acumula nueve multas de tráfico, entre otras una en el Condado Miami-Dade por conducir a 100 mph en una zona de 55.

El total de las multas que ha pagado suma $2,411. De modo que no hubo mucha sorpresa cuando Molina fue capturado conduciendo un Ferrari de 2016 que, de acuerdo con la policía del Condado Monroe (MCSO), se desplazaba a gran velocidad en dirección sur por el carril del centro de la carretera U.S. 1.

El sargento de la MCSO Robert Dosh, se encontraba en su auto a la altura de la milla 87 a las 2:13 a.m., cuando Molina le pasó cerca a 75 mph. Dash activó la sirena de su auto patrullero, y lo que Molina hizo fue acelerar hasta alcanzar las 100 mph.

La MCSO dijo que Molina apagó las luces. Dosh capturó a Molina cuando éste se detuvo en una gasolinera.

Según la MCSO, Molina le dijo a Dash: “El carro es un Ferrari y se mueve muy rápido”, y luego agregó que no estaba tratando de escapar cuando llegó a las 100 mph por la U.S. 1. “Sin embargo, una mujer que iba en el asiento del pasajero declaró que Molina vio las luces y escuchó la sirena del sargento Dosh”, dijo la MCSO en el reporte del arresto.

“La pasajera declaró también que le dijo a Molina que bajara la velocidad”.

Molina terminó acusado de tratar de escapar y de eludir a un agente de la ley —lo que se considera un delito— que tenía activadas las luces y la sirena de su auto patrullero.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook