Arozarena ya está en los libros de historia


Si Randy Arozarena perteneciera a un equipo mediático, como los Yankees de Nueva York, los Dodgers de Los Angeles o los Cachorros de Chicago, probablemente ya se hubiera desatado una Randymanía y el público hubiera caído rendido ante el juego alegre del jardinero cubano.

Pero juega para los Rays de Tampa Bay, el equipo que menos seguidores tiene en todo el país.

Aun así, Arozarena ha aprovechado el gran escenario que es la postemporada de las Grandes Ligas, para llamar la atención de la gran fanaticada y deslumbrar al mundo del béisbol.

Y de paso, inscribir su nombre en los libros de historia de las Mayores, justamente en las páginas especiales dedicadas a los playoffs, que es donde “se separan los hombres de los niños”.

El martes, en el tercer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el cubano disparó tres imparables, un doble y dos sencillos, por cuarta vez desde que comenzaron los playoffs.

Así se convirtió en el primer novato en todos los tiempos en conseguir eso en una postemporada.

Ahora lleva 18 inatrapables en 39 oportunidades, para average de .462 y promedio de embasamiento de .512.

Pero en vistas de que los Rays están a un paso de llegar a la Serie Mundial y dada la manera en que produce, Arozarena podría poner a temblar también el récord absoluto de más hits en una postemporada, que es de 26 y pertenece desde el 2014 al venezolano Pablo Sandoval, quien, por cierto, integra el roster de los Bravos de Atlanta y podría estar en la acera de enfrente del cubano en el Clásico de Octubre.

Fuente: Redacción / Americateve.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Tags



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook