Ana Serradilla ahora es la viuda alegre


Ana Serradilla.

Ana Serradilla.






Aunque no sabía disparar, Ana Serradilla protagonizó con éxito a la sanguinaria Viuda negra. Ahora asegura que tiene dos pies izquierdos, sin embargo encarna a una bailarina, que por una zancadilla del destino trunca su carrera. “En Doña Flor y sus dos maridos encontré el proyecto que me permitiera desprenderme de la narcotraficante Griselda Blanco”, dice la actriz de 40 años, quien interpreta el papel de una joven bailarina, que cada vez que mueve la cadera ocurre un tragedia… y por eso su madre la culpa de la muerte de su padre. “Me pareció la historia perfecta para mí regreso porque es un personaje que rompe con la imagen sórdida y oscura de La viuda negra”, confiesa Ana, quien interpreta a una viuda alegre que se vuelve a casar, pero sigue enamorada de su difunto marido, el cual se resiste al descanso eterno y permanece tercamente en su cama matrimonial. “Es una adaptación con tintes de comedia, porque va dirigida al público familiar”, cuenta Serradilla y explica que el cartel promocional generó controversia en México, porque fue una especie de homenaje a la historia brasileña… donde el fantasma mostraba todas sus credenciales.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook