Alcalde polaco lucha por su vida tras ser apuñalado en pleno escenario


VARSOVIA — Un hombre convicto se lanzó con un cuchillo al escenario de un evento benéfico y apuñaló a un alcalde polaco en el abdomen varias veces el domingo antes de gritar que lo hizo por venganza política.

El alcalde de Gdansk, Pawel Adamowicz, se agarró la barriga y se derrumbó frente al público durante la recaudación de fondos “Lights to Heaven”, organizada por la Gran Orquesta de la Caridad Navideña, la organización benéfica más importante de Polonia.

Adamowicz fue llevado a un hospital donde se sometió a una cirugía y se encuentra luchando por su vida.

Los médicos han pedido donaciones de sangre y a más de cinco horas después del ataque, no ha habido actualizaciones sobre su condición. 

Mujer vive calvario por denunciar agresión de político

La emisora ​​polaca TVN dijo que el agresor gritó desde el escenario que había sido encarcelado injustamente bajo un gobierno nacional anterior dirigido por la Plataforma Cívica, un partido al que anteriormente pertenecía el alcalde. El presunto atacante fue arrestado.

TVN transmitió imágenes del autor, justo después del ataque, gritando que se llamaba Stefan y que “fui encarcelado pero inocente… Plataforma Cívica me torturó. Por eso Adamowicz acaba de morir”.

La policía dijo que el sospechoso tenía 27 años y  antecedentes penales por haber robado bancos. Un portavoz de la policía, Mariusz Ciarka, dijo que el atacante logró acceder al área con una credencia de prensa.

El presidente polaco, Andrzej Duda, dijo que le informaron que “los médicos lograron reanimar el corazón del alcalde Pawel Adamowicz, que está gravemente herido, y hay esperanza pero su condición es muy difícil”. Pidió además a la gente a orar por el alcalde.

Adamowicz, de 53 años, ha sido alcalde de Gdansk, una ciudad portuaria del Báltico, desde 1998. Fue parte de la oposición democrática nacida en esa ciudad bajo el liderazgo de Lech Walesa durante los años ochenta.

Después de dejar la Plataforma Cívica, fue reelegido para un sexto mandato como candidato independiente en el otoño.

Como alcalde, ha sido una voz progresista, apoyando los derechos LGBT y la tolerancia para las minorías. Marchó en el desfile del orgullo gay del año pasado, una acción rara para un alcalde en Polonia. También mostró solidaridad con la comunidad judía cuando la sinagoga de la ciudad fue vandalizada.

El último ataque a un político en Polonia fue en 2010 en Lodz. Un hombre que gritaba que quería matar al líder del partido Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, disparó fatalmente al ayudante de uno de los legisladores del partido en el Parlamento Europeo. Un segundo hombre fue apuñalado y herido.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook