Acusado de los paquetes-bomba tiene su primera audiencia judicial en Miami


Cesar Sayoc, un estridente partidario del presidente Donald Trump acusado de lanzar desde el sur de la Florida una campaña de paquetes-bomba contra demócratas prominentes, estará en el centro federal de detención de Miami durante al menos algunos días más.

Sayoc, de 56 años y vecino de Aventura, arrestado el viernes bajo cargos de enviar más de media docena de artefactos explosivos dentro de sobres dirigidos a objetivos políticos en todo el país, fue presentado el lunes en el tribunal federal de Miami. Se espera que sea trasladado a Nueva York, donde será enjuiciado.

Pero a los abogados defensores de Sayoc les dieron más tiempo para preparar su solicitud de libertad bajo fianza, y el magistrado Edwin Torres aceptó fijar la audiencia de detención para el viernes. La fiscal federal neoyorquina Jane Kim dijo que el gobierno se opondrá a cualquier tipo de libertad bajo fianza para Sayoc, a quien calificó de un peligro para la comunidad y que existe el peligro de que huya si lo liberan bajo fianza.

El acusado, con el uniforme caqui de prisionero, con grilletes puestos y rodeados por alguaciles federales, no dijo nada durante la breve audiencia, pero pareció contener las lágrimas.

Afuera del tribunal, los abogados defensores de Sayoc, Daniel Aaronson y Jamie Benjamin, restaron fuerza a la denuncia penal del gobierno federal contra su cliente después de su primera presentación ante el tribunal, que atrajo a docenas de reporteros y fotógrafos debido a la notoriedad nacional del caso.

Benjamin dijo que la denuncia penal reveló poco para vincular al acusado con el delito, calificando la evidencia de “endeble”. El abogado defensor planteó interrogantes sobre la evidencia del FBI de una “huella dactilar” en un sobre de manila que encaja con Sayoc y una “posible asociación de ADN entre dos paquetes-bomba” y la muestra genética de Sayoc de un caso penal anterior.

“No hay indicación que las bombas tengan nada que ver con el Sr. Sayoc”, dijo el abogado Benjamin fuera del tribunal.

La denuncia penal del FBI, presentada por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York, acusa a Sayoc de transporte interestatal de explosivos, envío ilegal de explosivos a través del correo, amenazas contra un ex presidente y otras personas, amenazar las comunicaciones interestatales y agresión a agentes federales.

Un total de 15 paquetes similares que contenía bombas de fabricación casera han sido vinculados con la supuesta campaña de Sayoc, incluido uno recuperado el lunes en una instalación de correos de Atlanta que estaba dirigido a la sede de CNN en esa ciudad, según el FBI.

Según fuentes familiarizadas con la investigación, Sayoc dijo a agentes del FBI y otras autoridades durante una breve entrevista el viernes en la sede del FBI en Miramar que nunca tuvo la intención de hacer daño a ninguno de los objetivos, aunque el director del FBI dijo más tarde que las bombas eran reales. Al final Sayoc dejó de hablar e invocó sus derechos a no autoincriminarse y pidió hablar con un abogado. Ninguno de los dispositivos explotó.

Entre los objetivos de los paquetes-bomba están el ex presidente Barack Obama, la ex senadora federal y ex secretaria de Estado Hillary Clinton (y, por referencia, su esposo, el ex presidente Bill Clinton), el ex vicepresidente Joe Biden, el ex secretario de Justicia Eric Holder, el ex director de la CIA John Brennan y el ex director de Inteligencia Nacional James Clapper, el senador federal Cory Booker, la legisladora federal Maxine Waters, el filántropo multimillonario y destacado donante demócrata George Soros, y el actor y director cinematográfico Robert De Niro.

Los sobres dirigidos a Soros, De Niro, Clinton, Brennan y Clapper fueron enviados a la región de Nueva York, incluidos los dirigidos a Brennan y Clapper, que se enviaron a las oficinas de CNN en Manhattan.

Sayoc, un ex bailarín desnudista que había estado viviendo en una furgoneta llena de calcomanías contra Obama y Hillary, está en el Centro Federal de Detención en el downtown de Miami.

Agentes federales todavía están buscando en el sur de la Florida a potenciales colaboradores de Sayoc, quien fue arrestado en una tienda de piezas para vehículos en Plantation.

El director del FBI, Christopher Wray, no dijo si pudiera haber otros sospechosos, pero advirtió que pudiera haber otros paquetes en ruta a objetivos políticos.

El viernes por la noche, agentes del FBI cuestionaron a una persona en una residencia de Broward con una relación potencial con Sayoc, pero la entrevista resultó infructuosa, según fuentes policiales familiarizadas con la pesquisa.

Los investigadores también están analizando la furgoneta incautada a Sayoc, en la que creen que fabricó las bombas porque en ella encontraron evidencia valiosa, como materiales explosivos hasta recibos de tarjetas de crédito. Los investigadores dicen que el vehículo lo vincula directamente con el envío de los dispositivos.

Los agentes también han estudiado la voluminosa presencia de Sayoc en las redes sociales, sus registros de teléfono celular y sus movimientos en el sur de la Florida. Fuentes dijeron al Miami Herald que las búsquedas en bases de datos no revelaron ninguna evidencia de que Sayoc estuviera bajo la influencia de ninguna organización terrorista, incluido ISIS. Varios delincuentes condenados que intentaron hacer explotar bombas en el sur de la Florida usaron propaganda del tristemente célebre grupo terrorista.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook