Una corte federal frena temporalmente la deportación de un repartidor de pizza que fue detenido por ICE


La jueza federal Alison Nathan, de la Corte Federal Distrital de Nueva York, fue quien concedió el pedido, que se mantendrá vigente hasta el 20 de julio, cuando tendrá una audiencia. Mientras tanto, Villavicencio permanecerá en custodia de ICE. En su decisión, Nathan dijo que los funcionarios federales deben presentar documentos judiciales antes de esa audiencia para argumentar por qué no se debe emitir una orden preliminar provisional a favor de este inmigrante.

La determinación de la jueza se da horas después de que varios abogados de la organización The Legal Aid Society, que asiste a personas de bajos recursos, pidiera clemencia por el hombre.

“En un intento de 11 horas para evitar la deportación del repartidor de pizzas indocumentado arrestado en una base militar en Brooklyn la semana pasada, un grupo de abogados introdujeron un pedido de detenerla con el director de ICE de la oficina de Nueva York”, se lee en el comunicado publicado este sábado por la noche.

“Los abogados le pidieron clemencia al director Thomas R. Decker, considerando que el hombre, Pablo Villavicencio Calderón, tiene una esposa y dos hijas que son ciudadanas de Estados Unidos y que él estaba en proceso de aplicar a su green card”, continúa.

Explican que esta suspensión le permitirá hallar una forma de perdón para que pueda continuar con su aplicación de residencia legal al lado de su familia.

El caso de Villavicencio ha generado distintas protestas en Nueva York y otras ciudades. Decenas de personas han pedido que sea liberado.

El 1 de junio, cuando fue detenido, el padre de 35 años originario de Ecuador estaba entregando una pizza en la guarnición militar Fort Hamilton. Al no tener un documento del Departamento de Defensa, debió solicitar un pase de visitante que implica que sea sometido a un chequeo de antecedentes.

Al realizar la revisión, los oficiales se dieron cuenta de que tenía una orden de deportación y llamaron a ICE.

ICE confirmó a Univision Noticias que en marzo de 2010 un juez de inmigración le dio la oportunidad a Villavicencio de firmar una salida voluntaria del país. Tenía hasta julio de ese año para cumplirla, pero no lo hizo.

Y no ha sido solo esta organización la que ha abogado por Villavicencio. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, escribió dos cartas que dirigió a las autoridades en las que pedía una investigación a ICE por la forma como se realizó el arresto.

“Nueva York no se sentará a un lado mientras nuestras comunidades de inmigrantes son amenazadas”, se leía. “El patrón de conducta demostrado por los agentes de ICE muestra un desprecio imprudente hacia la Constitución y va en contra de la misión declarada de la agencia, así como de la ley federal y estatal. Pido a su oficina que investigue de inmediato las tácticas de ICE y garantice que se protejan los derechos de los neoyorquinos”.

Este sábado, el gobernador también dirigió una carta para Thomas Decker y la envió al Departamento de Seguridad Nacional. En ella explicaba que Villavicencio ha sido residente de Nueva York por más de 10 años, es un padre trabajador, contribuyente y el principal proveedor de esa familia. “No existe ninguna razón legal para proceder con una deportación expedita y hacerlo sería inhumano”, escribió y pidió que fuera liberado y que pudiera continuar su caso al lado de su familia.




Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook