Suben a cuatro los muertos por sacudida de lluvias en Río de Janeiro


Unas cuatro personas murieron, entre ellas un niño, y cientos de familias resultaron damnificadas por las fuertes lluvias que sacudieron a Río de Janeiro y produjeron inundaciones y deslizamientos, informaron fuentes oficiales.

A los tres muertos que se registraron en la madrugada de hoy se sumó un niño de unos doce años que falleció víctima de los deslizamientos ocurridos por las lluvias en el barrio Cascadura, en la zona norte de la ciudad.

VEA TAMBIÉN: Separan a dos gemelas que nacieron unidas por abdomen y pecho

El temporal dejó varios barrios inundados, con ríos desbordados y calles y avenidas intransitables, pero la zona norte fue la más afectada y especialmente el barrio Quintino Bocaiuva, donde el derrumbe de las paredes de una casa causó la muerte de dos personas.

Según el Cuerpo de Bomberos, también murió un agente de la Policía Militar que se transportaba por la zona oeste y cuyo vehículo fue alcanzado por un árbol que se derrumbó debido a la tormenta y los fuertes vientos.

VEA TAMBIÉN: Cinco heridos del tiroteo en escuela de Florida siguen en estado crítico

Mientras la ciudad se encuentra semiparalizada por los efectos del temporal, el alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, quien viajó a Europa durante el Carnaval, que concluyó este martes, aseguró en su página de la red social Facebook que “acompaña la situación”.

Crivella, obispo de un grupo evangélico crítico del supuesto libertinaje del Carnaval y quien tendría previsto regresar al país mañana, se encuentra visitando varias ciudades europeas en “busca de soluciones para la seguridad” de la ciudad, según informó la Alcaldía.

El chubasco dejó varios barrios de la “ciudad maravillosa” inundados y sin luz, lo que llevó a las autoridades de Defensa Civil a elevar las alertas a su máxima escala.

De acuerdo con el balance de la Alcaldía, 11 hospitales de la red municipal de salud quedaron sin servicio de energía.

De acuerdo a medios locales, por lo menos 50 familias fueron desalojadas del complejo de favelas de Alemao (zona norte), donde las familias damnificadas por el temporal pueden ser unas 200.

VEA TAMBIÉN: El papa Francisco condena la violencia tras la matanza en Florida

La tormenta también ocasionó la caída de árboles en al menos 20 calles de la ciudad, lo que interrumpió el tráfico en algunas de las más importantes vías de Río de Janeiro, como la autopista Grajaú-Jacarepaguá y la Avenida Brasil.

VEA TAMBIÉN: Jacob Zuma dimite como presidente de Sudáfrica

Otras como la Línea Amarela, la Línea Vermelha y la carretera que conduce de Río de Janeiro a la ciudad de Petrópolis también quedaron anegadas y la avenida Ayrton Senna, ubicada al oeste de la ciudad en el barrio Barra da Tijuca, sufrió inundaciones que alcanzaron la altura de un metro.

Los equipos de emergencia de la empresa de energía Light estaban en las calles para atender las solicitudes de emergencia que se han multiplicado por las inundaciones y las ramas de árboles que cayeron sobre la red eléctrica.

El aeropuerto internacional de Río de Janeiro Galeao llegó a suspender sus operaciones durante algunas horas y algunos vuelos fueron desviados hacia otras ciudades.

 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook