Soy becario, ¿tengo que hacer la Declaración de la Renta 2017-2018?


Póster promocional de ‘Los becarios’.
FOX


Las cuantías que reciben los becarios por la realización de prácticas y trabajos pueden entrar dentro de la categoría de ‘indemnizaciones exentas’, y por tanto no tener que incluirlas en la declaración del IRPF, siempre y cuando cumplan las características determinadas que la Agencia Tributaria indica.

En este caso, el órgano que lleva a cabo la recaudación del IRPF señala que están exentas aquellas becas públicas y concedidas por determinadas entidades sin fines lucrativos y fundaciones bancarias para cursar estudios reglados y para investigación.

Dentro de cada una de ellas, Hacienda también repara en las condiciones que deben tener las becas:

Becas para cursar estudios reglados

Hay de varios tipos. Para empezar, pueden ser públicas, concedidas por entidades sin fines lucrativos y también por fundaciones bancarias. El objetivo de todas ellas debe ser que sean percibidas para cursar estudios reglados, bien sean aquellas que se conceden hasta el segundo ciclo universitario, bien las que van dirigidas al tercero.

Además, para estar exentas, deben cumplir dos requisitos: que la concesión de la beca “se ajuste a principios de mérito y capacidad, generalidad y no discriminación en las condiciones de acceso y publicidad de la convocatoria”, y que, en el caso de las concedidas por entidades sin fines lucrativos y fundaciones bancarias, los destinatarios no puedan ser discriminados, el anuncio se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) o de la Comunidad Autónoma y que “la adjudicación se lleve a cabo en régimen de concurrencia competitiva”.

¿A qué cantidades puede ascender el importe exento?

Además de los costes de matrícula, los costes para cursar los estudios seleccionados o el seguro de asistencia sanitaria, la Agencia Tributaria establece cinco límites económicos:

  • 3.000 euros anuales, si se trata de una beca hasta el segundo ciclo universitario y hasta 15.000 cuando compense transporte y alojamiento
  • Hasta 18.000, si los estudios se realizan en el extranjero
  • 18.000, si los estudios son de tercer ciclo universitario
  • Hasta 21.600 euros cuando sea del tercer ciclo y se realicen en el extranjero
  • En el caso de que la beca no se conceda para un año natural, la exención será la parte proporcional a la concedida.


Becas de formación de investigadores

Aquellas que cumplan las condiciones anteriores y que no supongan “cantidades satisfechas en el marco de un contrato laboral”. Además, las becas “deben requerir la dedicación del personal investigador en formación a las actividades de formación y especialización científica o técnica objeto de las ayudas”. Ejemplo de estas becas con fines de investigación son las concedidas a funcionarios y demás personal al servicio de las Administraciones públicas, así como al personal docente e investigador de las universidades.

Otra cosa sería que, además de esta beca, el posible contribuyente estuviese ejerciendo laboralmente. En este caso, a dicho trabajo deberían aplicarse las ‘normas generales establecidas’ de mínimos y máximos para la declaración del 2017.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook