Saltador cubano se convierte en sensación atlética mundial


Juan Miguel Echeverría se impuso con 8.66 metros en la final de salto de longitud de Ostrava, República Checa, la mejor marca mundial del año y el décimo mejor registro de todos los tiempos.


El cubano Juan Miguel Echeverría volvió a confirmarse como la gran sensación atlética de la temporada, tras imponerse este miércoles en la final de salto de longitud de la reunión de Ostrava, República Checa, con unos espectaculares 8.66 metros, que sitúan al joven caribeño al frente de la clasificación mundial.

Si el pasado domingo el viento privó de validez a los 8.83 metros que Echeverría, de tan sólo 19 años, firmó en Estocolmo, este miércoles nada impidió al joven antillano demostrar su condición de mejor saltador del momento.

Un título que hasta ahora le discutía el sudafricano Luvo Mayonga, el vigente campeón mundial, que encajó su segunda derrota consecutiva en apenas cuatro días ante el fenómeno cubano.

Pero es que ni los 8.31 metros que Mayonga firmó este miércoles en Ostrava sirvieron para contener a un Echeverría que ya en su primer salto se situó en los 8.40.

Una marca que el cubano, campeón del mundo en pista cubierta el pasado mes de marzo en Birmingham, mejoró en catorce centímetros en su segundo intento, en el que el Echeverría voló hasta los 8.54 metros, lo que suponía una nueva mejor personal del caribeño.

Registro que apenas le duró unos minutos al cubano, que en su siguiente salto se disparó hasta los 8.66 metros, la mejor marca mundial del año y el décimo mejor registro de todos los tiempos.

Pero el cubano no fue el único joven que brilló en la “Golden Spike” de Ostrava, donde el etíope Selemon Berega, de tan sólo 18 años, firmó la mejor marca mundial del año en los 3.000 metros con un tiempo de 7:37.53 .

Ocho segundos menos que el hasta ahora mejor registro, los 7:45.64 logrados por el keniano Cyrus Rutto el pasado 19 de mayo, tras volar en una final en la que Berega se impuso al corredor de Bahrein Birhanu Balew.

Un soplo de aire fresco que eclipsó a otra de las grandes estrellas de la reunión, el estadounidense Justin Gatlin, el vigente campeón mundial, que se impuso en la final de los 100 metros lisos con unos grises 10.03 segundos.

Gatlin, que este curso todavía no ha podido bajar de los diez segundos, se impuso al sudafricano Akani Simbine, segundo con una marca de 10.13, y a su compatriota Mike Rodgers, que tras firmar la pasada semana 9.92 en Praga, tuvo que conformarse este miércoles en Ostrava con unos decepcionantes 10.15.

Tampoco brilló, pese a su victoria, el catarí Mutaz Essa Barshi, que se impuso en la final de altura con un mejor salto de 2.38, en una final en la que el campeón mundial ni tan siquiera realizó un intento por superar los 2.40.

Igualmente se quedó lejos de sus mejores marcas la holandesa Dafne Schippers, que se impuso en la final de los 200 metros con un tiempo de 22.52, medio segundo más que los 22.04 que posee la nigeriana Blessing Okagbare-Ighoteguonor como mejor registro mundial del año.

Por su parte, el neozelandés Thomas Walsh volvió a superar los 22 metros y se alzó con la victoria en lanzamiento de peso con un mejor intento de 22.16, suficiente para vencer al estadounidense Jack Crouser, que no pudo pasar de la cuarta plaza con 21.43.

(EFE)



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook