Por qué es tan importante que Corea del Norte adelante mañana su reloj 30 minutos para igualarse con Corea del Sur


Desde 2015, los relojes de los habitantes de Corea del Norte iban 30 minutos atrás de los de Corea del Sur. La decisión arbitraria de cambiar la zona horaria fue en su momento no solo un movimiento simbólico para separarse de la hora que había estipulado décadas atrás cuando el imperio japonés dominaba la península, sino, sobre todo, una manera de distanciarse de los territorios del sur, de mostrar que eran países tan distintos que incluso marchaban a horas diferentes. Corea del Norte quería crear su propia hora.

Según la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA, la idea de igualar la zona horaria es para “acelerar el proceso para que el Norte y el Sur se conviertan en uno”, una redacción que va en sintonía con los esfuerzos encaminados a la unificación de las dos Coreas.

Después de las conversaciones históricas que sostuvieron los líderes Kim Jong Un y Moon Jae-in el fin de semana pasado en donde se habló de la desnuclearización de la Península y firmar la paz definitiva congelada desde un armisticio en 1953 que puso fin a la guerra entre las dos Coreas, la KCNA informó que a partir de este 5 de mayo los dos países volverán a tener la misma hora. “Fue doloroso ver en la pared dos relojes con las horas de Pyongyang y de Seúl”, citaron los medios al líder Kim Jong Un compartiendo en sus redes sociales una imagen de los relojes.

Desde 1910, cuando Japón ocupó Corea, igualó las zonas horarias entre laa Península y el archipiélago como una forma de dominación y de alineación. Fue solo hasta 1956 cuando Corea del Sur volvió a su tiempo regular, para cambiarlo de nuevo a la hora japonesa en 1964 para hacer más fácil la logística con las tropas estadounidenses que operaban desde Japón.

Ahora, el gesto de que los ciudadanos del norte y del sur vivan sus vidas a la misma hora se convierte para muchos expertos en el paso más fehaciente del camino a una posible reunificación de los dos países. Es como si estando alineados en el tiempo las palabras del presidente de Corea del Sur cobraran más fuerza: “No habrá más guerra en la Península. Con esta declaración abrimos una nueva era”.






Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook