Otra gran victoria de las células madre


Patricia es una mujer relativamente madura con una familia que se ha relacionado conmigo y nuestra práctica a través de su compañía de facturación de seguros. Además de eso, ella es una ávida “triatlonista” o sea, toma parte en estas fuertes competencias donde los participantes deben nadar, montar bicicleta, además de correr y por ende, deben estar en su máximo rendimiento físico para poder competir.

Desafortunadamente, hace más de seis meses Pat (como cariñosamente le llamamos) ha tenido que restringir sus entrenamientos y la cantidad de competencia debido a un dolor crónico en los bíceps femorales, o sea la parte de atrás de sus muslos. Pero no fue hasta hace un mes que se decidió a consultarme su problema.

Como es rutina con todos mis pacientes, le indicamos un protocolo que consiste en un MRI (resonancia magnética) de la columna y un ultrasonido del área afectada. Por fortuna para Pat, su columna no era la causante de su problema y pudimos determinar que tenía una lesión crónica en la sección músculo-ligamentosa. Le propuse inyectar la lesión con un combinación de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) y de nuestra nueva combinación estratégica de células de Placenta/Cordón Umbilical (AMUC) ¡que nos ha ofrecido resultados incomparables!

Hace solo dos semanas, le inyectamos la sección músculo-tendinosa afectada de Pat en ambas piernas y luego, la misma semana pasada, Pat me sorprendió con una foto en la cual ¡había obtenido el tercer lugar en una competencia aquí en nuestro propio patio!

La recuperación de Pat fue muy rápida, algo que por lo general toma de 6 a 12 semanas, en la mayoría de nuestros pacientes para ver la mejoría. Lo cierto es que un tratamiento con factores de crecimiento y citoquinas puede mejorar el dolor y recuperar la funcionabilidad en muy poco tiempo.

Como siempre digo, aspiro a que quienes leen esta columna (o sus amigos y familiares) tengan la misma oportunidad que tuvo Pat de curar su lesión. Recuerden que es un cambio en el paradigma de cómo vemos la medicina. Y nadie es infalible, hasta la propia Pat lo pensó varios meses antes de consultarme si las células serían una solución a su problema y otro mes para decidir inyectarse.

Me despido de ustedes con saludos desde el Lugar Más Feliz del Mundo (Walt Disney World), ya que tuvimos el honor de ser seleccionados para presentar nuestro último estudio clínico en la prestigiosa conferencia anual de ASIPP (American Society of Interventional Pain Physicians), que este año se celebra en Orlando, Florida, y sobre la cual les ofreceré más detalles en mi próxima columna.

Para información sobre los seminarios gratuitos que ofrece el Dr. Castellanos el último sábado de cada mes, llame al 305-598-7777; confirme su asistencia por teléfono, por favor. Si desea una evaluación gratuita y conocer si sus células madre pudieran controlar su dolor, llame a mismo número. Preguntas directas al doctor, escriba a info@stemcellmia.com. Siga a StemCellMia: @Stemcellmia, Facebook o Twitter, por el canal de YouTube de StemCell o en www.stemcellmia.com




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook