“Mi adicción al sexo me ha destrozado la vida”


Rebecca Barker es una madre británica de tres niños que estos días se ha convertido en la cara de una adicción de la que se habla poco desde el punto de vista clínico y que acaba convirtiéndose en una pesadilla para quienes la padecen: la adicción al sexo.

Barker ha contado en una entrevista a la BBC que todo empezó después de haber tenido a su tercer hijo. Fue en 2014, año en el que asegura que perdió el control de su vida por su adicción al sexo, algo que acabó arruinando su relación con su pareja.

“Era algo compulsivo y no podía sacármelo de la cabeza. En el peor momento, incluso tener sexo cinco veces al día no era suficiente. Era lo primero en lo que pensaba al levantarme. No podía sacármelo de la cabeza, le proponía constantemente a mi pareja tener relaciones sexuales”, cuenta Barker, de 37 años, que asegura que por aquella época le habían diagnosticado depresión.

En 2012, tras el nacimiento de su tercer hijo, Barker fue diagnosticada de depresión y ahí comenzó todo. La situación con su pareja se hizo insostenible pasados varios meses. Su vida empezó a caer en un pozo del que no lograba salir. “No salía de casa. Me daba vergüenza que solo pudiera pensar en eso o que la gente pudiera leerme la mente. Estar rodeada de gente llegó a incomodarme”.

“Mi pareja me preguntaba qué me llevaba a actuar así. Me acusó de tener otra relación. Pensó que eso debía hacerme sentir culpable y que por eso quería sexo con él todo el tiempo”, recuerda. Fue entonces cuando ella le pidió tomarse un descanso. Fue a vivir con su madre para intentar recuperarse, pero lo cierto es que eso “acabó por romper mi relación y mi vida“.

Tras su separación, Barker cambió de trabajo y se mudó a Francia. “Hice muchos cambios en mi estilo de vida para tratar de superar la depresión y la adicción, y acabó funcionando”.

¿Hasta qué punto existe la adicción al sexo?

En el pasado hemos conocido el caso de varios famosos adictos al sexo, como Robert Downey Jr, Tiger Woods, Bill Clinton, David Duchovny o Michael Douglas. La pregunta es, ¿existe la adicción al sexo como tal? No hay consenso médico.

Mientras se espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) apruebe en mayo de 2019 la inclusión del “Trastorno del comportamiento sexual compulsivo” en su Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD), varias asociaciones como la británica Relate define la adicción sexual como “cualquier actividad sexual que una persona siente que está “fuera de su control”.

Lo cierto es que hoy por hoy no hay consideración oficial como ocurre con drogas o alcohol, aunque los expertos sí señalan muchos puntos en común con varias adicciones.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook