Los anticonceptivos hormonales y su relación con la depresión


Las píldoras anticonceptivas y otras formas de anticonceptivos hormonales pudieran estar relacionadas con la aparición de depresión. Después de años de investigaciones en varios países, se ha concluido que la mayoría de  las formas de anticonceptivos hormonales están relacionadas con un mayor riesgo de cambios de carácter y emociones, en las mujeres de 15 a 19 años.

Si está usando anticonceptivos hormonales y le preocupa la depresión o cualquiera de los otros efectos secundarios potenciales, es recomendable:

La idea de que un día nos sentimos felices, otro nostálgicas y al siguiente simplemente estamos insoportables ahora tiene una explicación científica. Y es que las hormonas que contienen las pastillas anticonceptivas nos cambian la química cerebral y esto está directamente relacionado con ansiedad y depresión.

Las hormonas nos manejan y nos dominan sin darnos cuenta, algo que hay que tener presente a la hora de decidir el tipo de anticonceptivo que vamos a usar, según nuestro tipo de personalidad y los antecedentes personales.

Existen los llamados “métodos de barrera”, que funcionan al prevenir que los espermatozoides de un hombre lleguen al óvulo de una mujer, incluyen el diafragma, capuchón cervical, esponja, condones masculinos y femeninos.

Hable con su pareja para elegir condones o una esponja anticonceptiva, diafragma o capuchón cervical como métodos menos invasivos. Y considere alternativas naturales, además de utilizar el método de calendario para aquellas mujeres más responsables y disciplinadas.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook