Estadounidenses se aferran al seguro médico, revela estudio


Los estadounidenses retuvieron su seguro médico el año pasado pese a los intensos esfuerzos del presidente Donald Trump de desmantelar el plan médico creado durante el gobierno de Barack Obama. Esa es la conclusión contradictoria de un vasto sondeo del gobierno dado a conocer el martes.

Luego de casi un año de la administración Trump, la tasa de personas sin seguro fue de 9,1% en el 2017, casi la misma que hacia el final del gobierno de Obama, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Eso equivale a poco más de 29 millones sin seguro médico.

En general, la tasa de personas sin seguro médico ha caído de 16% cuando la ley conocida como Obamacare fue firmada en el 2010, lo que representa unos 19 millones de personas obteniendo cobertura.

“Pese a todo el ruido y las engañifas de los republicanos con sus reiterados intentos de anular la ley, el número de los no asegurados ha permanecido sin cambios”, dijo el economista de salud Gail Wilensky, veterano asesor republicano. “Eso es una buena noticia para el país y pudiera resultar bueno para los republicanos cuando lleguen las elecciones”.

Pero el sondeo también mostro que las cifras de no asegurados subieron para algunos grupos, creando interrogantes sobre potenciales problemas este año y más adelante. Eso no refleja la anulación en el Congreso del impopular requerimiento de que los individuos tengan seguro médico, toda vez que eso no entra en vigor hasta el año próximo.

Considerado bien documentado por los expertos, el reporte de los CDC contradice afirmaciones de ambos partidos. En el lado republicano, Trump y otros advierten que el Obamacare “colapsará” (en lugar de ello, las inscripciones siguen constantes). En el lado demócrata, muchos dicen que el “sabotaje” del gobierno de Trump ha causado pérdidas de cobertura (no hay evidencia de ello).

“Eso prueba la gran importancia que la gente le da al seguro médico”, dijo Katherine Hempstead, una asesora de salud de la Robert Wood Johnson Foundation, no partidista. “La gente se está aferrando tenazmente a su seguro médico”.

Aun así, el sondo encontró algunos indicadores preocupantes de potenciales problemas futuros:

-La tasa de no asegurados subió entre los adultos “no pobres” (clase media). Ese incremento fue estadísticamente significativo, de 8,2% en el 2017. Hempstead dijo que eso pudiera reflejar el impacto de un considerable incremento en las primas para planes individuales para personas de clase media, que no son elegibles para subsidios bajo la ley. “Ellos tienen requerido pagar el costo minorista pleno de los costos del seguro médico”, dijo.

-La tasa de no asegurados subió significativamente también en estados que no han aprovechado la expansión por la ley del programa Medicaid para personas de bajos ingresos. Promedió 19% para adultos en estados que no expandieron el Medicaid, una enorme diferencia respecto al 9% de no asegurados en los estados con expansión de la cobertura. La expansión del Medicaid sobrevivió gestiones republicanas de anulación y varios estados se aprestan a sumarse a los otros 32 que la tienen.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook