España estrena gobierno socialista más femenino de su historia


El nuevo Gobierno español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, comenzó este jueves su andadura con la toma de posesión de sus once ministras y seis ministros, centrados en trabajar por la igualdad entre hombres y mujeres, la integración europea y el progreso de España.

Los miembros del nuevo gabinete prometieron sus cargos ante el rey Felipe VI en una ceremonia en el palacio de la Zarzuela, residencia oficial de los reyes de España, en la que estuvieron ausentes, por primera vez, los símbolos religiosos, igual que ocurrió el sábado pasado cuando Sánchez prometió como presidente del Gobierno.

Otra novedad fue que la mayoría, cuando prometieron sus cargos modificaron la fórmula oficial, al introducir la expresión “ministros y ministras” para referirse al gabinete.

El Ejecutivo, que Sánchez anunció este miércoles, es el más femenino de la historia de España y de la Unión Europea (UE), integrado por personas de probada experiencia, con una media de edad de 54 años.

Además, una tercera parte de ellos son independientes, no pertenecen al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

La primera ministra que prometió su cargo fue la de Justicia, Dolores Delgado, quien luego ejerció como notaria de la ceremonia, en presencia del presidente del Gobierno.

A continuación lo hizo la vicepresidenta, Carmen Calvo, quien ejercerá también como ministra de Igualdad y a ella la siguió el resto del Gabinete.

Tras prometer sus cargos ante el monarca, todos los ministros y ministras se trasladaron a la sede sus ministeriosos para tomar el relevo al gobierno del conservador Mariano Rajoy.

Calvo, destacada feminista, declaró en sus primeras palabras como vicepresidenta que se ha marcado como gran objetivo trabajar para “achicar las desigualdades” y “construir la gran igualdad, la que nos afecta a hombres y a mujeres”.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo (PE), aseguró que España debe “contribuir decisivamente” a superar la “crisis de confianza” que sufre la Unión Europea y ser parte de las “mayorías de avance” en este empeño.

Respecto al progreso y la modernización de España, el nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidad, Pedro Duque, aseguró en su toma de posesión que hará “todo lo posible” por colocar a España en el “pelotón de cabeza” de la I+D+i y, por ende, del bienestar social.

Además de la lucha por la igualdad, la defensa del europeísmo, y el compromiso con el progreso y la modernización, el nuevo Gobierno se plantea como uno de los principales objetivos la estabilidad de las cuentas públicas para cumplir los compromisos adquiridos con la UE, como destacó el jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Otro de los retos que debe afrontar el Ejecutivo de Sánchez es la crisis territorial de España tras el desafío independentista de Cataluña, que se plasmó en la aprobación de la ilegal declaración de independencia del pasado 27 de octubre.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook