El padre de Meghan Markle dice ahora que intentará ir a la boda de su hija con el príncipe Harry


Thomas Markle, con su hija Meghan.
INSTAGRAM / MEGHAN MARKLE


Ahora no, ahora sí… el padre de la prometida del príncipe Harry de Inglaterra, Meghan Markle, está siendo un auténtico quebradero de cabeza para su hija y está acaparando protagonismo a pocos días del enlace.

Hace sólo unos días se descubrió que unas fotos de Thomas Markle en las que se le podía ver en un cibercafé mirando con ternura fotos de su hija y que le sirvieron para lavar su imagen de padre problemático, eran en realidad un montaje pactado con una agencia de paparazzis, que incluían también imágenes de él probándose un traje y mirando un libro sobre Reino Unido.

A raíz de eso el padre de la joven afirmó que no acudiría a la boda, arrepentido como estaba y para no causar daño ni a su hija ni a la familia real británica.

Estaba previsto que en el día de la boda Thomas Markle esperara a su hija en la puerta de la capilla de St. George, a donde llegaría ella en coche acompañada por su madre. Después, padre e hija caminarían juntos hacia el altar. Y aquello se canceló, con una nota oficial del Palacio de Kensignton pidiendo “comprensión y respeto” para “Thomas Markle en esta situación complicada“.

Pero pocos días después del incidente y decenas de polémicas mediante, que incluyeron otras fotos de Thomas Markle comprando cerveza y con aspecto desaliñado, el padre de Meghan Markle ha dicho que su intención es ir a la boda, siempre y cuando sus médicos se lo permitan.

Y es que, para añadir elementos al caso, hace unos días Thomas sufrió un ataque al corazón, lo que podría impedirle viajar. Según él mismo afirmó a TMZ, su hija no está resentida por el montaje de las fotos e incluso habría tratado de hablar con él por teléfono.

Tampoco cree que la reina Isabel II esté molesta con él: “no creo que la Reina esté pensando en lo que hago o dejo de hacer“, aseguró, a la vez que opinó que el asunto de las fotos fue “estúpido” pero no “grave”.

“Odio la idea de perderme uno de los mejores momentos de la historia y llevar a mi hija por el pasillo” y es según reconoce, “este es un momento histórico y me gustaría formar parte de la historia“. Pero a apenas tres días de la boda (que se celebra este sábado 19 de mayo) aún no ha confirmado su viaje de Los Ángeles a Londres, pues según alega, aún no ha obtenido permiso de sus médicos por su delicado estado de salud.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook