El grupo Villar Mir vende el 12% de OHL por 97,8 millones de euros y baja su participación al 38%


Junta de Accionistas de OHL.
OHL


El grupo Villar Mir ha vendido a inversores cualificados nacionales e internacionales el 12% de OHL por 97,85 millones de euros, una operación tras la que su participación en la constructora, en la que hasta ahora había mantenido siempre la mayoría, se verá reducida al 38,3%.

Las acciones fueron colocadas mediante un proceso acelerado a un precio unitario de 2,85 euros, lo que supone un descuento del 9,8% respecto a la cotización con la que cerraron la sesión del miércoles.

Con esta operación, Grupo Villar Mir VM “ha adoptado el último paso de su plan de refinanciación de sus obligaciones a corto plazo y está bien capitalizado para continuar su estrategia”, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Pese a que el grupo reducirá su peso por debajo del 50%, Villar Mir ha asegurado que seguirá siendo un accionista “comprometido” con OHL, en la que participa vía Inmobiliaria Espacio.

La compañía ha asumido el compromiso de no vender el resto de sus títulos en un plazo de 180 días y con esta operación persigue reducir su deuda, equilibrar su cartera de inversiones, proporcionar más independencia a OHL e incrementar la liquidez de las acciones de la constructora.

Resto de accionistas

Según consta en los registros de la CNMV, el resto de principales accionistas de OHL son entidades financieras y fondos, entre los que destacan Société Generale (4,285%), Deutsche Bank (4,243%) y Hengistbury (7%).

En el comunicado al supervisor bursátil, Grupo Villar Mir recordó que está embarcado desde la segunda mitad de 2016 en una estrategia de reducción de su endeudamiento y de simplificación de la estructura de la deuda. Desde entonces, ha reducido sus niveles de deuda neta en más de 500 millones de euros.

La desinversión llega después de que el pasado mes de mayo, OHL presentara su nuevo plan de negocio hasta 2020 y que, entre otros objetivos, buscará recortar los costes de estructura a la mitad tras vender el negocio de Concesiones y vender activos por valor de 280 millones para financiar las salidas de caja que conllevará su plan de reestructuración, así como los proyectos fallidos que mantiene en cartera.

El objetivo, ser una compañía “más pequeña pero rentable” y con unas ventas de unos 2.800 millones en 2020. En 2017, la facturación sin Concesiones fue de 3.216 millones.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook