Desnuclearización y paz en la península coreana: los puntos esenciales de la cita entre Trump y Kim


El abandono de las armas nucleares por parte de Corea del Norte será el punto principal de la cumbre entre el presidente estadounidense Donald Trump y el gobernante norcoreano Kim Jong Un, prevista para las 9:00 am de este martes en Singapur, (9:00 pm ET de este lunes en Estados Unidos).

Los dos mandatarios se encuentran desde este domingo en el país asiático. Kim llegó por la mañana en un avión de Air China y horas más tardes arribó Trump, tras retirarse de una amarga cita en Canadá con los aliados del G-7 en torno a los aranceles y el comercio internacional.

La histórica reunión en el lujoso hotel Capella de Singapur será la primera de la historia entre líderes de los dos países, tras casi 70 años de confrontación y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Se desconoce la agenda exacta de la cita, pero observadores y medios de comunicación coinciden en señalar el tema de la desnuclearización, subrayando que ambos países deben iniciar un camino para encontrar una formula en el modelo de desarme, sobre el que Washington y Pyongyang tienen marcadas diferencias.

Hay muchas dudas sobre lo que implicaría la desnuclearización para dos países que han sido enemigos desde la Guerra de Corea de 1950-1953. Entretanto, mientras delegaciones de ambos lados intentaban conciliar una agenda mínima de diálogo.

El secretario de Estado, Mike Pompeo sostuvo un reunión muy temprano con los funcionarios diplomáticos de su equipo para elaborar un bosquejo de la reunión, con el propósito de cotejarlo con sus contrapartes norcoreanas. “Seguimos comprometidos con la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la península coreana”, señaló Pompeo.

El equipo de negociadores de EEUU está encabezado por Sung Kim, actual embajador en Filipinas y uno de los delegados de Washington en las conversaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang de la década pasada. Al frente de la representación norcoreana está la vicecanciller, Choe Son-hui, también muy experimentada en las negociaciones nucleares con EEUU.

“El presidente y todo el equipo de Estados Unidos están ansiosos por la cumbre de mañana. Hemos tenido reuniones sustantivas y detalladas hasta la fecha, incluso esta mañana con los norcoreanos”, dijo Pompeo en una declaración compartida por la Casa Blanca. Esta tarde volverán a reunirse la dos partes.

Los encuentros para romper el hielo entre delegaciones de dos países enemistados desde hace décadas han estado marcados por la desconfianza. Los norcoreanos analizaron a fondo a todo el personal estadounidense que acudirá a alguna reunión, incluyendo traductores, fotógrafos y personal logístico, preguntándose cómo podían estar seguros de que en realidad no eran espías, indicó AP.

Al inicio estarán solos con los traductores

Preguntado por un reporte de los medios de comunicación de Corea del Norte según el cual hablarán de la desnuclearización y la paz en la península de Corea, el funcionario dijo que es una señal esperanzadora. “Creo que debemos tomar algo de optimismo de esa información”, dijo.

Los dos líderes tienen previsto reunirse cara a cara, acompañados únicamente por traductores, durante hasta dos horas antes de incorporar a sus respectivos asesores, dijo un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a revelar deliberaciones internas.

Trump, que al aterrizar en Singapur expresó que había “entusiasmo en el aire”, ha planteado que quiere llegar a un acuerdo para que Pyongyang renuncie a sus armas nucleares, pero también ha rebajado las expectativas sobre le encuentro, diciendo que puede ser el comienzo de un proceso más largo.

El mandatario estadounidense se reunió hacia el mediodía con el primer ministro singapurés, Lee Hsien Loong, en el palacio presidencial de Istana, con quien sostuvo más tarde un almuerzo de trabajo en el hotel Ritz Carlton de Singapur, y por la tarde saludará al personal de la embajada estadounidense en Singapur.

Trump pareció optimista cuando le comentó a su anfitrión: “Tenemos una reunión muy interesante en especial mañana, y creo que las cosas pueden funcionar muy bien”

Kim, quien a su llegada a Singapur tuvo una nutrida recepción casi como una estrella de rock, ha permanecido de bajo perfil.

Pyongyang ha enfrentado duras sanciones diplomáticas y económicas a medida que avanzaba en el desarrollo de sus programas nuclear y de misiles balísticos. Algunos expertos creen que Corea el Norte tiene la capacidad de atacar cualquier parte del territorio continental estadounidense con sus misiles nucleares.

A pesar de que hay escepticismo acerca de que Kim vaya a entregar rápidamente su arsenal nuclear, también hay esperanzas de que la diplomacia pueda sustituir a las hostilidades entre Washington y Pyongyang.

La fotografía del apretón de manos entre ambos líderes seguramente recorrerá el mundo a la velocidad de la luz y son muchos los que esperan que los acuerdos que puedan alcanzar ambos líderes no se evaporen con la misma rapidez.




Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook