Cubano busca alternativa ante posible choque Wilder vs. Joshua


Hasta que no la vean, no la creerán. Fuentes del campamento del cubano Luis Ortiz no están muy seguras de que este acuerdo verbal entre Anthony Joshua y Deontay Wilder se convierta en realidad, pero ya se están preparando para esta eventualidad.

De acuerdo con reportes de prensa, Wilder (40-0, 39 KO) aceptó las propuestas de Joshua (21-0, 20 KO) para efectuar un combate unificador en la división máxima en la segunda mitad del 2018, lo cual obligaría al gigante de Camaguey a buscar otra avenida para su próxima pelea.

“No estamos convencidos de que esa pelea tendrá lugar en los próximos meses, pero de ser así, nuestra meta será Alexander Povetkin”, afirmó Jay Jiménez, manager de Ortiz. “Luis quiere y tiene que enfrentar a uno de los mejores del mundo. Seguimos insistiendo en la revancha contra Wilder, pero si no puede ser, queremos a Povetkin”.

El ruso (34-1, 24 KO) tiene una opción obligatoria contra Joshua, pero todos los organismos reconocen la superioridad de una cita para unificar fajas sobre un primer retador, de modo que el choque entre el inglés y el Bombardero de Bronce tendría luz verde sobre cualquier otro mandato.

Tanto Ortiz como Wilder están relacionados por el controversial consejero Al Haymon, quien fue instrumental -con la ayuda de Luis De Cubas Jr.- para la primera entre ambos celebrada el 3 de marzo en Brooklyn, Nueva York.

Un choque entre Wilder y Joshua no solo llenaría el apetito de los fanáticos, sino que cobraría una dimensión extraordinario en un momento donde las peleas en Inglaterra suelen celebrarse en estadios de fútbol con más de 90,000 aficionados.

Joshua viene de vencer por decisión unánime a Joseph Parker, mientras que Wilder sobrevivió un susto enorme ante Ortiz para imponerse por nocaut en el 10mo asalto en un choque que es candidato a los mejores del 2018.

Aunque no se ha especificado, Wilder ganaría una bolsa entre $12 y $15 millones, aunque supuestamente Joshua habría recibido una oferta de $50 millones para venir a Estados Unidos y escenificar el choque.

Para Ortiz, entonces, viene un momento interesante luego de que Dillian Whyte decidiera medirse a Parker el 28 de julio en Londres en vez de aceptar el reto eliminatorio del antillano.

“Ningún inglés quiere pelear con Luis”, agregó Jiménez. “Whyte no quiso, Joshua no quiere, hemos hablado con un par de oponentes más y no quieren. Vamos a ver si Povetkin acepta, pero primero vamos a seguir esta novela de Joshua y Wilder, a ver los próximos capítulos”.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook