Crean un colchón que reduce el riesgo de muerte súbita de los bebés y cambia de color si tienen fiebre


Un bebé acostado en un colchón de la marca Babykeeper.
BABYKEEPER


El Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) ha desarrollado un innovador colchón de cuna capaz de reducir el riesgo de muerte súbita de los bebés. 

Según recoge ABC, el colchón, llamado Babykeeper, será presentado la próxima semana en la Feria Bebés&Mamás de Barcelona.

La principal característica de este colchón es la capacidad para reducir los riesgos de la SMSL hasta en un 72 por ciento. El síndrome de muerte súbita de los bebés, una muerte repentina e inesperada de bebés aparentemente sanos, continúa siendo la causa más frecuente de mortalidad infantil en el primer año de vida de un niño y en buena medida un misterio médico.

Sin una explicación clara, sin un tratamiento eficaz y sin un diagnóstico preciso, es un problema que, en la actualidad, solo puede afrontarse desde la prevención. Y el colchón BabyKeeper, certificado por la Agencia Española del Medicamento como producto sanitario, ha demostrado su capacidad en este sentido.

En este sentido BabyKeeper minimiza los mayores factores de riesgo: tiene una firmeza justa, evacua el CO2 que el bebé genera al respirar (lo que hace imposible que el bebé lo reinhale) así como el calor sobrante.

Su eficacia se basa, fundamentalmente, en un núcleo realizado con biomaterial basado en los propios elementos que ofrece la naturaleza que reduce la reinhalación de CO2 que el bebé produce al respirar. El colchón está fabricado pensando en la transpiración, evacuación el calor y en el cuidado del aire que respira el bebé.

Además, la funda del colchón está elaborada con una tela inteligente que cambia de color cuando detecta que el bebé tiene fiebre.

Tomás Zamora, Director del departamento de innovación del Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) destaca que en el mundo del descanso del bebé “rara vez
se ha considerado el colchón como un elemento importante”. En los consumidores no existe una percepción de riesgo en los colchones para bebé, como sí que está patente en el caso de los juguetes, a los que se les exige pruebas exhaustivas para conseguir el sello CE.

Sin embargo, el colchón es de gran importancia de ahí la insistencia en “generar un producto que reduzca los riesgos en el sueño del bebé”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook