Amazon ofrece Prime a mitad de precio a personas con Medicaid


El gigante tecnológico Amazon busca llegar a un nuevo sector de la población al ofrecer su servicio de suscripción Prime a mitad de precio a los beneficiarios de Medicaid, el sistema federal de ayuda médica a las personas de bajos recursos económicos.

La promoción de $5,99 mensuales de membresía a su programa prémium —la mitad de los $12,99 que pagan los clientes estándar— no requiere un contrato anual y los beneficiarios pueden cancelarlo cuando quieran.

“Amazon siempre está buscando maneras de hacer la vida de los clientes más fácil”, dijo el miércoles Ernesto Apreza, portavoz de la compañía, que busca aumentar su presencia en el mercado estadounidense y mundial, donde cuentan con más de 100 millones de usuarios de Prime.

De esta forma, la empresa amplía el alcance de su promoción de coste reducido de Prime, que ofrece ventajas como la exención de costes de envíos en las mercancías compradas y el acceso a películas, música, videojuegos y libros. Desde hace un año, los poseedores de las tarjetas de ayuda pública a familias de bajos ingresos, Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT), y también los estudiantes universitarios, que pagan $6,49.

Ambas iniciativas tienen por objeto captar a clientes que tradicionalmente se han decantado por la cadena minorista Walmart, que, según la compañía de análisis financiero AlixPartner, recibe el 18 por ciento del gasto anual del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), conocido como “cupones de alimentos” (food stamps), a través de las tarjetas EBT.

Más de 35 millones de personas adultas son beneficiarias del Medicaid, según datos de marzo pasado del gobierno de Estados Unidos, mientras que otros 35 reciben ayuda para comprar productos de primera necesidad a través de EBT.

Estas personas son “familias trabajadoras que, tal vez, están pasando por una etapa difícil”, dice Apreza, quien explica que para beneficiarse de esta promoción de cuatro años de duración solo hay que ingresar el número de Medicaid o enviar una fotografía de la tarjeta EBT.

El enfoque, explica, es hacer más “accesible” a más personas los beneficios que trae consigo la membresía de su programa premium, que les da acceso a 100 millones de productos con entrega “rápida y gratuita”, incluso en zonas remotas de áreas rurales.

Para aquellos que carecen de tarjeta de crédito crearon el programa Cash, que permite a las personas ingresar dinero en su cuenta de Amazon.

Además ampliaron las “opciones” de entrega y devolución con Amazon Lockers, 2,000 casilleros de la compañía de Seattle repartidos por todo el país, y ofrecen hasta un 20 por ciento de descuento en productos de uso recurrente ya sean de cuidado pediátrico, belleza, limpieza o alimentación, entre otros, a través del servicio Subscribe & Save.

Con esta idea de hacer más accesible el servicio, Apreza recordó que en 2017 la compañía lanzó la versión en español de su página de internet.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook