Afectados por Irma en Caibarién enfrentan otra temporada ciclónica sin reparar sus casas


La reparación de los techos y la impermeabilización de los edificios en una ciudad como Caibarién una de las más afectadas por el paso de Irma el pasado 9 de Septiembre de 2017,sigue sin solucionarse


A solo 15 días del inicio de la nueva temporada ciclónica, residentes del municipio de Caibarién, en Villa Clara, afectados por el huracán Irma en septiembre de 2017, no han podido aún reparar sus viviendas.

En los últimos días, las lluvias en la ciudad han sido diarias y constantes, lo que agrava la situación de los vecinos con afectaciones en los techos.

Al final del mes de marzo solamente se habían reparado 24.029 viviendas afectadas, lo que representa el 46% de un total de 51.577, según cifras oficiales dadas a conocer por el periódico estatal Vanguardia.

Viviendas afectadas en Caibarién a pocos días de iniciar la temporada ciclónica 2018.

Según el director de Vivienda en Villa Clara, Juan Carlos Gómez, la recuperación de los techos parciales y totales está próxima al 60%, pero esta información contrasta con la realidad de la población.

“Aquí se dijo que no se iba a hacer ninguna construcción del Estado, mientras a la población no se les completaran las viviendas, y no se ha hecho. A la población se ha abandonado por completo, para los necesitados no hay materiales, no hay respuesta, te maltratan”, dijo a Radio Martí el trabajador ferroviario Lázaro Osdalio Vila.

Los afectados apresuran las reparaciones adquiriendo los materiales en el mercado negro. “La alta esfera de la provincia de Villa Clara lo sabe, hay unos cuantos casos aquí”, señaló Osdalio Vila.

Carlos Michael Morales, periodista independiente, insiste que son notables las injusticias en Caibarién, donde el Gobierno no ha priorizado a los damnificados por Irma. “Aquí se hacen edificios para el turismo, es lo único que interesa en este municipio, las instalaciones turísticas o destinadas a la recaudación de divisas son las que se han beneficiado durante estos 8 meses, pues las reparaciones ya han sido prácticamente terminadas”, dijo.

La reparación de los techos y la impermeabilización de los edificios en una ciudad como Caibarién, una de las más afectadas por el paso del devastador huracán, sigue sin solucionarse.

“Cuando llueve el agua corre por las tomas de corriente, y los equipos eléctricos se ven afectados. Gracias a Dios todavía no ha ocurrido ningún accidente”, subrayó Morales.

La temporada ciclónica inicia el 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre. Según el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, esta temporada será como la anterior, con la posibilidad de que al menos un huracán entre las categorías 3 a 5 toque tierra en Cuba y el Sur de Florida.

( A partir de un reporte de Idolidia Darias y redes sociales)



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook